Diseñan coches con airbags para peatones


El airbag ha llegado para los peatones. La tecnología se lanzó hace casi dos décadas como una selección efectiva y segura para los accidentes a velocidades intermedias. Inicialmente estaba situado en el volante y pronto llegó para el asiento del copiloto.

Hoy en día, los coches están equipados con múltiples airbags, además de los dos principales, y ahora Volvo saca su propio Airbag para peatones. La mejor manera para salvar vidas ajenas.

En el vídeo que vemos a continuación se observa gracias a una grabación a cámara superlenta cómo funciona un airbag para peatones. Según se ve, unos sensores encuentran el obstáculo, concluyen que es imposible de esquivar y, en consecuencia, activan el airbag. Eso sí, sólo funciona si el coche funciona a velocidades entre 20 y 50 kilómetros por hora. A mayor velocidad sería incluso contraproducente para el peatón.

Un paso más para la protección del peatón

Los estudios más recientes afirman que los accidentes cometidos a velocidades entre 20 y 50 kilómetros por hora serían mucho menos dañinos para los peatones con el uso de estos airbags. El golpe contra la protección impide en la mayoría de los casos un impacto fatal de la cabeza contra el parabrisas o el capó.

¿Cómo funciona? Se levanta el capó para hacerlo un poco más flexible y para permitir el inflado del airbag en apenas unos instantes de milisegundos. Tecnología pensada para el hombre y para salvaguardarlo de los peligros de la calle, que cada vez son más abundantes. Una buena idea, sin duda, que esperemos que se extienda al resto de marcas de automóviles.

3 comentarios

  1. Me parece una muy buena idea para reducir el número de fallecidos en atropellos, que por lo que tengo entendido, es bastante elevado. También veo bien que funcione en velocidades comprendidas entre los 25 y los 50 kilómetros por hora, ya que supuestamente es a la velocidad que tenemos que ir por cuidad, que es donde se producen la mayoría de los accidentes en los que se ven implicados los peatones. El problema está en que muchos conductores no son conscientes del peligro que supone conducir a más de 50 kilómetros por ciudad.

  2. Se dice que los coches eléctricos no hacen ruido a velocidades reducidas y que eso podía aumentar el número de atropellos. Por lo tanto, el desarrollo de este tipo de tecnologías es muy positivo. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *