Web para comprar y vender productos de Apple usados


En tiempos de crisis, algunos negocios funcionan. Un emprendedor ha tenido una idea que se basa en diversos factores: la compraventa de objetos usados, el gusto por lo vintage y la fidelidad a la marca con la que se suelen comportar los usuarios de la empresa Apple. Cuando aún no ha cumplido los treinta años, Pelayo García ha lanzado Manzanas Usadas, una web para comprar y vender viejos modelos de Macintosh.

Según cuenta el creador de la web, se encontró su primer Mac a los tres años. Era el de su padre, pero acabó siendo suyo. Desde entonces, ha sido fiel a la marca. Como la mayoría de los usuarios de los dispositivos que diseña Apple.

García se asoció con Javier Gutiérrez Galiano para crear Manzanas Usadas, la web de compraventa de productos de segunda mano de Apple. Se pueden encontrar un iMac, un iPad 2, varios modelos de iPhone… Pero quizá la sección más interesante sea la Vintage, donde se pueden encontrar eMac como el que aparece en la imagen. A algunos, les traerá dulces recuerdos.

Los dos socios se conocieron en una escuela de negocios. Uno es ingeniero de telecomunicaciones y el otro visitador médico. Pero ambos son apasionados de los Mac. Han invertido 10.000 euros para comenzar el negocio.

Según cuentan, los productos de Apple mantienen su valor con el tiempo y hay un gran mercado de segunda mano. Lo que ofrecen es un lugar de encuentro para todos esos “maqueros”. Por una parte, hay usuarios que quieren poseer dispositivos antiguos, que ya no se pueden adquirir en las tiendas de informática. Por otro lado, están los que tienen un iPhone 4, pero sólo piensan en hacerse con un 4S.

En Manzanas Usadas los anuncios son gratuitos. Se pueden subir fotos del producto sin límite. El precio lo propone el vendedor, aunque la web ofrece tablas para los que no se decidan a fijar el precio. El comprador se hace cargo de los gastos de envío.

La comisión de la web es de un 4% del precio de la venta si es un dispositivo pequeño, como móviles, con un límite de 30 euros. En el caso de ordenadores, el porcentaje alcanza el 8%, con un máximo de 40 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *