Trucos para alargar la batería del smartphone


Los teléfonos inteligentes también conocidos como smartphone son algo más que llevar un dispositivo para realizar llamadas, es casi más parecido a un computador portátil que a un aparato para hablar por teléfono. Esta enrome cantidad de funcionalidades hace que su consumo de energía sea muy superior al de los modelos antiguos más sencillos. Por ello conviene conocer algunos trucos que alarguen la batería del teléfono y permitan usarlo durante más tiempo sin enchufarlo a la red. Al principio la batería de los primeros teléfonos móviles duraba una media de 48 horas o más. Sin embargo, la multiplicidad de funciones que dispone el teléfono de infinitas posibilidades, obliga a estar siempre cerca de un cargador.

– Navegar por Internet consume mucha batería, eso es cierto. Incluso se consume todavía más si se emplea el protocolo de red 3G. Estas conexión tiene una velocidad de acceso creciente a la red de datos, de modo que su consumo de energía aumenta. Es mejor utilizar GSM o GPRS por defecto.

– Activar el wifi con el móvil es cómodo porque no se consumen datos de la tarifa de la operadora. No obstante, el usuario suele olvidarse de desactivar la opción wifi, que busca continuamente redes a las que conectarse. Eso agotará la batería en cuestión de tiempo.

– Evitar tener el bluetooth encendido cuando no lo necesitamos, puesto que este tipo de conectividad inalámbrica también agota la pila de cualquier dispositivo móvil.

– Las funciones de geolocalización como el GPS consumen mucho.

– La mensajería instantánea como el MSN Messenger, Fring o eBuddy también son aplicaciones que requieren mucha memoria y por lo tanto un consumo superior de energía.

– Descargarse continuamente el correo electrónico es una actividad que requiere una gran dosis de energía, lo que agota el teléfono. Es mejor consultar el correo cada varias horas y no cada cinco minutos.

– Es recomendable mantener la pantalla apagada siempre que no estemos utilizando el smartphone. La simple iluminación de la misma ya consume más de lo que nos pensamos.

– Evitar los modos de vibración o utilizarlos solamente en casos muy concretos.

– No siempre es necesario tener el volumen muy alto. Baja el tono y alarga la batería.

– Baja el brillo de la pantalla y aumenta el contraste. Se verá mejor y consumirá menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *