Smartphones que no dejan que el conductor se duerma al volante


Los teléfonos inteligentes pueden beneficiar mucho a la sociedad. Sirven para mucho más que para jugar o colgar fotos de tus amigos. La compañía Fujitsu está desarrollando una tecnología capaz de impedir que los conductores se duerman, lo que podría salvar muchas vidas y evitar accidentes de carretera, especialmente entre los conductores profesionales que pasan horas al volante, como los camioneros, los taxistas o los conductores de autobús.

El objetivo principal, por tanto, es reducir el número de accidentes de tráfico. Para ello, la nueva tecnología será capaz de detectar los niveles de somnolencia, cuánto sueño tiene el conductor. La mayoría de los accidentes en la actualidad se deben a errores humanos, asegura Yasuhiko Nakano, uno de los responsables del proyecto de Fujitsu.

Entre los errores humanos, encontramos los conductores que se duermen al volante, un peligro para otras personas y para ellos mismos. Pero, ¿cómo se detecta el nivel de somnolencia? La idea es colocar un sensor en el oído que está conectado a un smartphone y que es capaz de reconocer los latidos del corazón por las ondas de frecuencia.

Cuando las personas comienzan a dormirse, el ritmo del corazón se altera, disminuyendo. Así, si el detector del oído cree que el conductor se está durmiendo, suena una alarma o, un aviso más sutil, libera un olor que despierta al conductor.

Detectar el umbral de somnolencia


Fujitsu quiere implantar esta tecnología en las empresas en las que trabajan conductores profesionales, de modo que irían vigilados constantemente y se mejoraría considerablemente la seguridad vial. La tecnología aún tiene que mejorarse. Uno de los aspectos más difíciles de controlar es el umbral de somnolencia. Cada personas tiene sus propios ritmos y hay gente que se duerme de pie y otros a los que les ataca el insomnio. La clave está en el ritmo del corazón. En las pruebas realizadas por Fujitsu, se ha logrado un éxito de entre el 70 y el 80% de los casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *