Los smartphones del futuro


Los teléfonos móviles han tenido una rapidísima evolución. Unos dispositivos que, hace apenas una década, sólo servían para hablar por teléfono y mandar mensajes de texto, ahora ofrecen multitud de servicios: cuentan con objetivos de una calidad comparable a las cámaras fotográficas que permiten sacar imágenes de gran calidad, tecnología GPS, conexión a internet a través de wifi o redes 3G y 4G, miles de aplicaciones para otras tantas utilidades, mayor velocidad de procesamiento, mayor capacidad de memoria…

Son los teléfonos inteligentes o smartphones, que continúan su evolución. ¿Qué nuevos servicios o herramientas podrán ofrecer en los próximos años? Comentamos algunos de los caminos que se están abriendo en el sector.

Realidad aumentada

La realidad aumentada es una tecnología que imita en un dispositivo electrónico lo que perciben nuestros sentidos. El sentido más usado es la vista. La tecnología se vale de varias herramientas como para crear una información sensorial virtual, como sonido, vídeo, gráficos y datos del GPS. Es una forma de unir la vida real con el smartphone. Por ejemplo, se puede usar la cámara del teléfono en directo para obtener información de lugares cercanos, como restaurantes, museos o zonas de interés. La mayoría de las aplicaciones de realidad aumentada usan el GPS para facilitar la búsqueda de ubicación.

Pantallas flexibles

En realidad, es el presente. Ya han parecido los primeros modelos con pantallas curvas. El próximo paso será que sean flexibles. Sobre todo, servirán para ver películas y disfrutar de juegos sin molestos reflejos y con una altísima calidad de imagen. La tecnología que lo hace posible es la Organic Light-Emitting Diode (OLED).

Proyector incorporado

Ya no se trata de que la imagen sea buena, sino de que se pueda disfrutar a un tamaño mayor. Sólo hace falta una proyección de luz digital desde el interior del dispositivo. Hay un proyector WVGA que es capaz de proyectar imágenes a un tamaño de 50 pulgadas. De este modo, si se dispone de una superficie plana, se podrían disfrutar juegos interactivos sin necesidad de una pantalla de televisión u ordenador y jugando varias personas a la vez. Por otra parte, podría servir para hacer presentaciones en empresas.

Reconocimiento de voz


En este caso, más que algo nuevo, se trata de mejorar una tecnología que ya se está usando. La clave es que el teléfono pueda interpretar la dicción y la sintaxis del usuario perfectamente para recibir órdenes de forma eficaz y precisa. Combinado con gestos, podría hacer totalmente innecesario el teclado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *