La Ley Sinde y la SOPA tienen fuertes opositores

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Mientras en España se aprueba la Ley Sinde, para más inri, por parte de un Gobierno que, cuando estaba en la oposición, la criticaba, en otros países se protege o se lucha por la libertad de compartir archivos a través de internet. Sin ir más lejos, y dentro de Europa, el Parlamento holandés ha aprobado una moción que detiene una propuesta de ley que el Gobierno del país había introducido para ilegalizar las descargas de música y películas.

La ley que, finalmente, no se ha aprobado formaba parte de un plan del Gobierno de Holanda para luchar contra la piratería. Sin embargo, los parlamentarios estaban preocupados por la repercusión que podría tener en el libre flujo de información, así como en la falta de privacidad de los ciudadanos, derechos que los parlamentarios holandeses han creído que son más importantes que los derechos de autor. Además, se ha invitado a las industrias discográfica, de contenido audiovisual y otras que puedan estar perjudicadas, a que desarrollen otros métodos para que los usuarios puedan acceder al contenido de internet.

Pero fuera de Europa, también se lucha contra toda ley que impida compartir archivos libremente, sea la Ley Sinde u otras. En concreto, las más grandes empresas tecnológicas estadounidenses, como Amazon, Google, eBay, AOL y Facebook, están pensando en unirse para alertar a los usuarios de la red de las consecuencias de la conocida como SOPA, una ley muy similar a la Ley Sinde.

La Ley SOPA ((Stop Online Piracy Act) aún no se ha aprobado. Si finalmente se aprueba se permitirá bloquear el acceso a cualquier sitio web que infrinja derechos de autor y obligaría a los proveedores de acceso a internet y a los buscadores a comprobar los contenidos. En otras palabras, a espiar a sus usuarios.

Las grandes compañías de internet mencionadas están planteando la posibilidad de una protesta: dejar de dar servicio durante un día. Los perjudicados: todos los usuarios del mundo. No existe una fecha concreta para la acción de protesta, pero se baraja el día 23 de enero, ya que el Congreso de Estados Unidos debatirá dicha ley un día después.

Las compañías que se podrían sumar a las protestas son las siguientes: AOL, eBay, Etsy, Facebook, Foursquare, Google, IAC, LinkedIn, Mozilla, OpenDNS, PayPal, Twitter, Wikimedia Foundation, Yahoo! y Zynga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *