Kinect, jugar a la consola sin mando


Kinect, desarrollado por Microsoft, es una nueva forma de jugar sin mandos que promete revolucionar el mundo de las consolas. Aunque, cuántas veces se ha prometido esta revolución. Kinect aporta una dimensión totalmente nueva y extraordinaria a los juegos y al entretenimiento: la posibilidad de jugar con todo el cuerpo. Se podrán utilizar los brazos, las piernas, los pies y las manos. En Kinect no hay mandos, el jugador es el mando. Kinect se podrá comenzar a usar en la Xbox 360. El lanzamiento definitivo se espera para finales de este año y aún no se sabe el precio con el que saldrá a la venta.

Kinect se basa en el reconocimiento visual, pero también de voz, y parece una de las revoluciones más interesantes de los últimos tiempos. Además de servir para jugar (habrá que ver los juegos de bailes y canciones que se desarrollan a partir de ahora), también se podrá usar para relacionarse a través de redes sociales, hacer las videoconferencias más interactivas y, en definitiva, una nueva manera de navegar por la Red.

Según sus propios creadores, Kinect trata de acercar al mundo de las consolas a las personas que nunca han tenido un mando entre sus dedos, ni ganas que tienen. Creen que si lo que hay que hacer es moverse, saltar, hablar, cantar, sin ningún botón que pulsar ni mando que manejar, puede que sí se decidan a usar la consola. Claro que también prometen a los jugones una nueva y definitiva forma de diversión.

De momento, se ofertarán cuatro juegos compatibles con Kinect: Kinect Adventures, con aventuras en diferentes parajes naturales en una suerte de gymkana; Kinectimals, en el que habrá que amaestrar a animales salvajes; Kinect Joy Ride, una loca carrera de coches; y Kinect Sports, con diferentes modalidades deportivas como chutar a portería, correr, devolver pelotas con las manos, boxeo o voley-playa.

Vía | Play Consola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.