Hotmail dice adiós para dar la bienvenida a Outlook


Últimamente estamos asistiendo al cierre y cambios de algunos servicios de comunicación. Si hace poco se anunciaba que Messenger sería Skype y que Posterous decía su adiós definitivo en abril, ahora le toca el turno a Hotmail. Tras 17 años de historia, este servicio de correo electrónico se cierra y migra a Outlook. El adiós de Hotmail era, como suele decirse, una muerte anunciada, desde el verano de 2012. Una fecha en la que Microsoft puso en marcha Outlook online para que se fuese migrando a este webmail. Desde hoy, el uso de la plataforma Outlook es obligatorio en web.

El cambio inicialmente no conllevará problemas para los usuarios de Hotmail, ya que podrán seguir utilizando su dirección, contactos, bandeja, calendario…, puesto que sólo se cambia la interfaz que es más moderna. Pero eso sí. El uso será desde Outlook.com.

Migración

A través de ella, los antiguos usuarios de Hotmail podrán acceder a su correo y solicitar la misma dirección, pero con @outlook.com. Una opción que permitirá que se combinen las dos direcciones en una sola bandeja, de manera que se podrá seguir recibiendo los correos de la antigua dirección de Hotmail sin que se produzcan problemas.


En caso de que se utilice una aplicación de gestión de correo como puede ser la de Windows Phone, los usuarios podrán continuar empleando una dirección antigua como la de Hotmail sin tener que hacer nada porque el servicio seguirá funcionando igual. No obstante, cabe la posibilidad de solicitar una nueva cuenta de Outlook, situación en la que habrá que iniciar sesión de nuevo, aunque se seguirán recibiendo los correos de la antigua dirección sin problemas como sucede en la web.

Sin cambios

El usuario con esta migración controlada no percibirá los cambios puesto que en realidad sólo se modifica la interfaz. Además, a Outlook.com se le elimina la etiqueta de “preview”.

Tampoco habrá cambios en la gratuidad del servicio. Desde la compañía se indica que seguirá siendo gratuito y el usuario no tendrá que pagar por su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *