Gafas 3D universales


El gran inconveniente que tiene que superar la tecnología 3D para llegar a convertirse en una tecnología masiva es la necesidad de tener que usar las indispensables gafas. Para complicar más las cosas, cada dispositivo y cada marca ofrecen sus propias gafas y, lo habitual, es que no sean compatibles con las de la competencia. El gran paso adelante en la definitiva implantación de las tres dimensiones en el hogar se dará, por tanto, cuando sea posible adquirir unas gafas 3D universales, a un precio asequible y con un funcionamiento óptimo para todo tipo de tecnologías, marcas, tamaños, modelos…

La marca Xpand ha presentado, en esta línea de negocio, un modelo de gafas 3D universales de altísima resolución. La idea es que cada usuario pueda modificar los parámetros las gafas para adaptarlos a su propia visión, así como a los diferentes entornos de cada marca y a cada tipo de aparato de 3D.

Las nuevas gafas de gama alta ofrecen una optimización personal sin precedentes, el máximo rendimiento de las tres dimensiones en Full HD, posibilidad de funcionar en casi cualquier dispositivo que ofrezca esta tecnología y un diseño cómodo y confortable, no exento de estilo. Están disponibles en colores negro, gris y rojo y hay un modelo de hombres y otro de mujer, que se diferencian fundamentalmente en el tamaño.

Además, este nuevo modelo de gafas incluye la tecnología necesaria para poder conectarse a un smatphone a través de infrarrojos (IR), Bluetooth (BT), Radio Frecuencia (RF) o DLP-Link. De momento, esta característica funciona en el iPhone de Apple y en cualquier teléfono que funcione con el sistema operativo Android de Google.

El modelo You’niversal (rebuscado juego de palabras en inglés que no parece que ayude mucho al márketing del producto) ha sido diseñado por el estudio Gigodesign. Su precio será de 150 dólares norteamericanos (unos 115 euros) y llegará en el mes de abril.

Sus responsables prometen una experiencia nueva e inigualable, con una tasa de refresco de las más altas del mercado. En resumen, unas gafas 3D que lo tienen todo. Sólo falta que el consumidor se convenza de que realmente las necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *