El ordenador más pequeño del mundo


Los ordenadores comenzaron siendo enormes máquinas, varias de ellas, que tenían que estar en una enorme habitación refrigerada. Más tarde llegó la revolución de los llamados ordenadores de sobremesa y cualquier persona podía tener un ordenador en su casa, en el despacho o en una mesa del salón o de la habitación. Posteriormente, llegaron los portátiles, que se convirtieron en ultraportátiles. Por último, los tablet PC o los Smartphone. Y ahora llega el llavero PC. Lo ha creado la empresa israelí CompuLab. El modelo ha sido bautizado como TrimSlice.

Las medidas de este minidispositivo son un grosor de poco más de un centímetro y el extremo más largo que apenas alcanza los trece centímetros. Literalmente, un llavero. Y de los pequeños. Sus creadores lo presentan como el ordenador más pequeño del mundo.

Las prestaciones son sorprendentes teniendo en cuenta su tamaño. El TrimSlice contiene un chipset Tegra 2, desarrollado por Nvidia para tabletas y smartphones. Además, en tan reducido tamaño hay conexiones para todos los gustos: dos puertos HDMI, otros tantos USB, Bluetooth y Wi-Fi. Así mismo, su capacidad de memoria es de hasta 64 GB, pero hay hueco para ofrecer dos entradas para tarjetas SD que permiten aumentar tal capacidad. Lo que ya no cabía era el ventilador, pero precisamente esa circunstancia hace que el TrimSlice resulte extremedamente silencioso.

Está claro que James Cameron no va a montar su próxima película 3D en este ordenador, pero puede ser perfecto para otros usos, como convertirse en un compañero inseparable en los viajes o como memoria puntual de almacenamiento de música, fotos o vídeos. También se podrán realizar tareas sencillas como procesar archivos que no ocupen mucha memoria (como los de texto), navegar por Internet o gestionar el correo electrónico.

El minúsculo ordenador saldrá a la venta en abril. El precio aún se desconoce, aunque desde CompuLab han señalado que costará más que un disco duro multimedia y menos que un tablet PC. Unos 400 euros, vamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *