Aparcar apretando un botón… desde fuera del coche


Quizá alguna vez os habéis desesperado por no lograr aparcar vuestro coche por tener un mal día en el que no conseguís realizar la maniobra adecuada o si alguna vez os han pedido (quizá un conductor novel… o no) que aparquéis un coche ajeno porque el conductor o conductora no es capaz. En cualquier caso, pronto no será necesario pedir ayuda ni desesperarse mientras una larga fila de coches espera paciente o haciendo sonar su claxon hasta que se logra dejar el coche en el sitio y de la forma adecuada.

Ford ha creado un «aparcador» (mejora de un sistema de aparcamiento asistido que ayudaba al conductor a aparcar correctamente el vehículo) que se maneja desde fuera del coche. También funciona, claro, desde dentro.

El acto de aparcar puede estresar a la persona más tranquila del mundo. Otros conductores esperando y, en ocasiones, un espacio mínimo para maniobrar crispan los nervios de cualquiera. El objetivo de Ford es que el estacionamiento sea lo más fácil, eficiente y preciso posible. Para ello, hay que pensar con un enfoque diferente. La revolución que plantea Ford es que el conductor pueda salir fuera del vehículo.

El nombre del sistema es absolutamente gráfico: Ayuda de Aparcamiento Totalmente Asistido de Ford. Dicho sistema controla la dirección del coche y las marchas para poder moverlo tanto hacia delante como hacia atrás. El conductor no tendrá que hacer absolutamente nada. Bueno, sólo un gesto: presionar el botón de aparcar. El innovador sistema se basa en las tecnologías Active Park Assist y la transmisión Powershift de la propia marca.

Tiene que haber espacio suficiente


Hay que aclarar que este sistema no sirve para cualquier hueco: sólo funciona en sitios donde el espacio sea, al menos, un 20% mayor que el tamaño del vehículo. El funcionamiento se detiene si el conductor deja de presionar el botón del mando a distancia.

Paul Mascarenas, director técnico y vicepresidente de Investigación e Innovación de Ford, ha comentado que este sistema de aparcamiento puede suponer beneficios adicionales a conductores con movilidad reducida, como personas con discapacidad o personas mayores, además de servir a cualquier persona que tenga que maniobrar en calles concurridas y estrechas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *