Conexión de 1 Mbps, un derecho en 2011

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0


“Los operadores de telecomunicaciones deberán tener la capacidad de proporcionar acceso a una conexión de Internet de alta calidad y a un precio razonable para todas las residencias y negocios con una velocidad mínima de un megabit por segundo”

Con palabras similares lo firmó el gobierno de Finlandia hace unas semanas para que se iniciase en 2010 y con estas palabras más o menos lo ha hecho saber en España Miguel Sebastián, ministro de Industria durante la mañana de ayer en el encuentro FICOD, la feria internacional de contenidos digitales. Allí mismo ha confirmado que a partir de 2011 el acceso a Internet será un servicio universal, con una velocidad de acceso de 1 Mbps.

El compromiso que demanda Miguel Sebastián es que el servicio recibido sea de calidad, independientemente de la localización geográfica y a un precio asequible, aunque para nada se ha especificado la asequibilidad de dicho precio.

Aunque al ritmo que avanzan las tecnologías e Internet la conexión a 1 Mbps resulta un poco escasa, se supone y se espera que será suficiente. Los cuatro millones de usuarios españoles que no tienen banda ancha seguro que se alegran, pese a que llegará en 2011.

Para algunos la medida llega demasiado tarde, se demora mucho pues consideran que el acceso a Internet debe ser un derecho actual, no para dentro de dos años y dicen que si en otros países como Finlandia lo quieren implementar antes, en España también puede conseguirse. Pese a todo la declaración del ministro acaba de hacerse y el paso siguiente será la negociación con las compañías de servicios de Internet, para que adapten sus precios.

En FICOD se plantearon también los retos que afronta España en el área de las telecomunicaciones dentro del periodo de su presencia europea para el primer semestre de 2010, en la que se impulsará una Carta Europea de Derechos de los Usuarios de Telecomunicaciones, donde iría incluido ese acceso universal a Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *