Motorola Razr, a por todas


La compañía Motorola fue adquirida el pasado agosto de 2011 por Google. Entre otras razones, era una forma de poder promocionar su sistema operativo Android desde una plataforma que le perteneciera. Ahora presenta (en Estados Unidos, de momento) su primer modelo con dicho sistema, el Motorola Razr, un terminal 4G sobre LTE, el nuevo estándar que promete revolucionar Internet para los móviles.

El Motorola Razr va a ser el buque insignia de la marca y de los móviles con Android. No le falta de nada. Es la gran apuesta de la renovación que Motorola necesitaba. Lo primero que llama la atención es su delgadez, teniendo en cuenta que es un terminal LTE: sólo tiene poco más de siete milímetros de grosor (quizá de ahí su nombre, razor, cuchilla. Su tamaño es de 130,7 x 68,9 × 7,1 milímetros y su peso de 127 gramos.

Esta ligereza la consigue con un material que se llama fibra de kevlar (el mismo material con el que se fabrican los chalecos antibalas). Así, además de ligero, es muy resistente. La pantalla también está superprotegida, tallada con diamante y con cobertura Gorilla Glass. Por último, ha sido recubierto de una capa antisalpicaduras. En fin, un móvil hecho para durar.

La pantalla es una SuperAmoled de 4,3 pulgadas con una resolución QHD de 540 × 960 píxeles. Si se ha optado por una pantalla así es porque el Razr será el primer smartphone con el que se puedan ver vídeos en streaming a través de Netflix y en alta definición. También cuenta con una cámara de 8 megapíxeles con foco automático, estabilizador de imagen y flash LED, y que permite grabar vídeo es FullHD 1080p. La cámara delantera es de 1,3 megapíxeles capaz de soportar videoconferencias en HD 720p.

El procesador es un ARM Cortex A9 OMAP 440 Dual Core a 1.2 GHz y la memoria RAM de 1 GB. Ofrece 16 GB de memoria interna que se pueden ampliar hasta 32 GB con tarjetas MicroSD. El sistema operativo que maneja todo esto es, claro, el Android 2.3.5 Gingerbread.

Las conexiones que ofrece son wifi n, Bluetooth 4.0, A-GPS con soporte S-GPS, GNSS (Glonass), microUSB 2.0, MiniHDMI y entrada de auriculares. La batería de 1.800 mAh aguanta, según el fabricante, casi nueve horas reproduciendo vídeo y más de doce en modo conversación.

¿Se puede pedir más? Pues sí. Se podrá conectar a accesorios multimedia para convertir el móvil en un equipo de música o en un reproductor de vídeo más grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.