Malware: fraude por Internet


Los fraudes en Internet disminuyen pero aumentan los troyanos y programas informáticos maliciosos que pueden robar contraseñas y dañar los ordenadores.
El malware ya supera al phishing (envío masivo de correos electrónicos falsos para lograr claves bancarias), en el que los internautas ya están concienciados del peligro y no caen en la trampa.

Los programas maliciosos pueden espiar al usuario o permitir a un tercero hacer un uso fraudulento del equipo.

También se han disparado los correos electrónicos con ofertas de trabajo fraudulentas para conseguir blanquear dinero. En tiempos de crisis, los ciberdelicuentes se adaptan y buscan otras formas de conseguir su objetivo.

La mayor parte de los programas maliciosos (malware) ya se distribuye solo por e-mail, como un archivo adjunto que parece una aplicación útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *