Protege tu pendrive de virus


No hay que olvidar que en las memorias portátiles, en los pendrive, también pueden entrar virus. Muchos usuarios, por su trabajo o por otras razones, llevan su pendrive de un ordenador a otro y no se siempre se puede saber si la computadora de origen o la destino están libres de malware. Por ello, es necesario tomar algunas precauciones si uno no quiere encontrarse con una desagradable sorpresa en su memoria de almacenamiento portátil.

En definitiva, muchos usuarios tienen un antivirus y extreman las precauciones a la hora de proteger su portátil o su ordenador de sobremesa, pero se olvidan de adoptar unas medidas mínimas en sus otros dispositivos, desde las tabletas y teléfonos móviles inteligentes hasta las memorias, sean pendrive o Micro SD. Según la compañía de seguridad Kaspersky Lab, los USB extraíbles y las tarjetas SD difunden el 30% del malware.

Desde un USB, se puede difundir todo tipo de malware y también se puede usar para robar información del ordenador en el que se conecte. Y, si se pierde la memoria, los datos que se guardan dentro pueden ser usados por cualquiera que lo encuentre, lógicamente.

Algunos consejos para estar libre de malware

Así que, antes de dejar vuestro pendrive con las fotos de las vacaciones a los compañeros de trabajo o de clase, os aconsejamos algunas medidas profilácticas para mantener los pendrive libres de malware:

  • Configurar el sistema operativo para que no se ejecuten archivos desde el USB. Algunos programas están preparados para funcionar nada más conectar el pendrive al ordenador, lo que puede ser muy peligroso.
  • Actualizaciones. El sistema operativo y los programas que hubiera en el USB, así como los del ordenador al que se conecte. Estas actualizaciones mejoran la seguridad y reducen las posibilidades de infección. Es esencial que el sistema operativo no permita que funcionen los exploits autoejecutables.
  • No copiar archivos ejecutables. La mejor forma de evitar que funcionen los autoejecutables es no tenerlos en el USB. En vez de copiar programas a través de una memoria extraíble, si es posible, es mejor hacerlo desde las páginas web oficiales de las empresas que desarrollan el software.
  • Separar los USB. Usar unos para el trabajo y otros para temas personales. Unos para música, otros para programas de oficina. Si el USB lo usan varias personas de la misma empresa, se debe usar una memoria para los datos laborables y otra para la información personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *