Las vulnerabilidades más habituales en San Valentín

vulnerabilidades san valentin
El 14 de febrero es una fecha muy señalada en el calendario de los enamorados por ser San Valentín, pero también es un día en el que hay muchas vulnerabilidades, que se presentan en diferentes formas, algunas de las cuales son de lo más inocente para que sea fácil caer en ellas. ¿Cuáles son? Toma buena nota para estar a salvo.

Las vulnerabilidades

Con la llegada de San Valentín, ya los días previos suelen producirse algunos timos, engaños o vulnerabilidades a través de la red que pueden llegar por diferentes vías como regalos para esta fecha, viajes, postales e, incluso, los emoticonos de WhatsApp, según alertan desde Panda Security.

Uno de los más habituales y en los que es bastante fácil caer son las ofertas a través de tiendas online o supuestas plataformas de venta que ofrecen auténticos chollos para regalar en este fecha. Hay que prestar mucha atención para comprar solo en sitios fiables y seguros y, sobre todo, seguir la máxima de no fiarse de los productos y ofertas demasiado baratas.

Los riesgos también se corren a través de e-mails que llegan con diferentes sugerencias para regalar o bien celebrar esta fecha. Normalmente, se suelen recibir como spam y, aunque hay algunos que son inofensivos, siempre es recomendable no abrir ningún archivo adjunto porque puede contener malware. Así que, mejor eliminarlos.

vulnerabilidades san valentin
El malware igualmente se recibe a través de postales románticas para felicitar San Valentín. Lo normal es que haya que descargar la tarjeta pero, en lugar de hacerlo, lo que se baja es ese “programa malicioso”.

Y mucho ojo con los casos de phishing para conseguir datos bancarios o contraseñas a través de mensajes relacionados con San Valentín. Lo mejor, en estos casos, es no proporcionar ni claves ni contraseñas a través de la red.

Finalmente, otra alerta más viene por WhatsApp y de la mano de los emoticonos, que se ofrecen en estos días con motivos inspirados en el amor y en San Valentín, pero solo hay que fiarse de las aplicaciones oficiales para no tener problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *