Logitech Ultrathin Touch Mouse T630 para ultrabooks


Logitech ha lanzado un nuevo ratón que ha sido especialmente diseñado para ser utilizado con ultrabooks y que se caracteriza por ser muy fino y ligero como estos portátiles. Es el Logitech Ultrathin Touch Mouse T630.

Este ratón, además, se define por la experiencia táctil que proporciona a su usuario, así como por su conexión inalámbrica, permitiendo que se pueda conectar a varios dispositivos como la tableta o un ordenador de sobremesa, aparte de al ultrabook.

Características

Uno de los puntos fuertes de este ratón en la experiencia táctil, ya que se simplifica con gestos naturales e intuitivos. Un sensor de precisión responde al más mínimo movimiento. Además, la superficie táctil reconoce nueve gestos diferentes. De esta manera, la navegación con Windows 8 se realiza sin esfuerzo.

Otra característica a tener en cuenta es que este ratón, aunque ha sido diseñado para ultrabooks, puede ser utilizado con otros dispositivos como tabletas o también ordenadores de sobremesa. Una versatilidad que es posible gracias a la tecnología Easy-Switch con la que se simplifica esta alternancia, dado que para conectarlo a otros dispositivos sólo es preciso mover un conmutador. La conexión de este Logitech es a través de tecnología inalámbrica.


La carga del ratón es muy rápida y se realiza a través de USB, lo que facilita que siempre esté a punto para ser utilizado. Además, un solo minuto de carga proporciona la energía suficiente para que se siga trabajando durante una hora más. En el caso de que la carga disminuya, hay que conectarlo.

Diseño

El diseño es uno de los aspectos que más llama la atención de este ratón de Logitech que, al igual que los ultrabooks, tiene líneas muy elegantes. Está realizado con un cuerpo de metal bruñido y cuenta con una superficie táctil que es muy suave.

Por sus dimensiones –mide 8 cm de largo x 5 cm de ancho-, este ratón tiene un tamaño idóneo para sujetarlo y manipularlo con la yema de los dedos, así como para ser llevado a cualquier lugar. Y es que se puede transportar incluso en un bolsillo de pantalones ajustados o bien guardarlo en la funda del ordenador dentro de la que se desliza y en la que parece que no estuviera ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *