La ligera Canon PowerShot S95


Cuando Canon PowerShot S90 vio la luz hace un año, causó una gran impresión a los fotógrafos más experimentados. Pequeña y con una gran abertura del objetivo, era prácticamente irresistible para los amantes de las cámaras dSLR. Aunque tenía algunos defectos, sin embargo, en esta nueva reedición, ha intentando superarlos. La nueva S95 es una actualización impactante que permite una mejor estabilización de la imagen y presenta ajustes menores en el diseño y en sus características en general.

Aquellos que ya la han probado han especificado que su rendimiento, sin embargo, sigue siendo lento, aunque sí que es más aceptable que en modelo anterior. Aparte de eso y centrándonos en las imágenes, la calidad es de primera categoría. Las fotos que toma la cámara, son excepcionalmente limpias. El objetivo es nítido y brillante, pero hay una cierta distorsión asimétrica en su parte más ancha.

Los valores por defecto de la Canon S95 muestran una saturación de color en exceso, aunque verdaderamente preciso. La configuración de color neutro no está disponible. Los colores son igualmente llamativos en los videos, pero en general la calidad de la película es bastante buena. A pesar de tener unos pequeños micrófono estéreos, el sonido que se produce es sorprendente, llegando a captar ruidos casi imperceptibles en el momento de la grabación.

Cuando enciendes la cámara, en apenas 2 segundos, la tendrás lista para ser utilizada. Es 0,1 segundos más rápida en el enfoque y en el disparo con luz brillante. El cuerpo de la Canon S95 en general es más pequeño y ligero. Esto hace que para algunos fotógrafos profesionales el modelo sea un poco pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *