GreenIT, eficiencia energética en las tecnologías


La iniciativa conocida como GreenIT busca la reducción del consumo energético asociado a las tecnologías de la información. Esta reducción del consumo energético supone, a la postre, una reducción de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. El sector de las Tecnologías de la Información (IT) emite un 2% del total de emisiones de todo el mundo, similar a las emisiones de la industria aeronáutica. Así pues, el GreenIT puede llegar a ser un modo de gestionar la tecnología muy importante tanto para la reducción de gastos en las empresas como para contribuir a la preservación del medio ambiente.

En este sentido, el Cloud Computing, la nube, la virtualización de la información, puede ayudar enormemente a disminuir los costes energéticos. Se calcula que entre un 30 y un 40%, además del ahorro económico que puede conllevar. Otra de las prácticas que se puede llevar a cabo en este sentido es la buena gestión de los servidores de datos. La gran mayoría de servidores están por debajo del 10% de uso. Son infraestructuras que consumen electricidad y ocupan mucho espacio físico en los centros de datos.

Sin embargo, desde que ha proliferado la virtualización, la empresa Arsys, por ejemplo, ha pasado de tener 3.500 máquinas que funcionan como servidores a 2.500. Han disminuido el número de servidores físicos mientras que han aumentado los virtuales. Por tanto, se ha reducido el consumo energético y las emisiones de gases.

Y, si hablamos de energías limpias en el sector tecnológico, tenemos que hacer mención de Google, una empresa que apuesta por las tecnologías verdes y la autogeneración de energías limpias. Su meta final es llegar a emisiones cero en su actividad económica. Para ello, producen y compran energía renovable y limpia.

Más allá del ahorro energético, la GreenIT también apoya iniciativas como el teletrabajo, que puede disminuir, no sólo la huella de carbono, sino también la emisión de otros gases contaminantes al no tener que desplazarse en coche al lugar de trabajo, o el reciclaje de los productos electrónicos o, mejor aún, la fabricación con materiales que no contaminen el medio ambiente.

La tecnología se ha convertido en algo esencial para la sociedad actual. Es un deber para con las generaciones futuras hacer un uso con criterio ecológico de algo que facilita tanto la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *