Google Glass podría causar problemas médicos


No es oro todo lo que reluce. Las flamantes Google Glass también tienen asociados diversos problemas, según han revelado trabajadores de Google. Así se prueba en la sección de preguntas frecuentes en las que se mencionan posibles contraindicaciones.

Al parecer el dispositivo no es apto para todo el mundo y podría causar diversos tipos de problemas de visión. A continuación, todos los detalles de esta nueva polémica.

De momento, el proyecto avanza con paso firme. Google ha realizado múltiples avances en las últimas semanas y ya se ha publicado el código fuente para desarrolladores. Pronto aparecerán las primeras aplicaciones asociadas a este curioso dispositivo.

Por otra parte, la compañía ha decidido añadir un cuestionario con preguntas frecuentes para informar a los usuarios al detalle de cómo será este novedoso producto. Se explica en qué consiste le producto, cuáles son sus objetivos y cómo se utiliza.

Problemas asociados al uso de Google Glass: salud y privacidad

Y es aquí donde ha saltado la sorpresa. Ante la pregunta: «¿Google Glass puede ser usada por todo el mundo?», esta ha sido la respuesta:

Glass no es para todo el mundo. Las gafas pueden producir dolores de cabeza o estrés de ojos al igual que unas gafas convencionales.

Por otra parte, el dispositivo no es recomendable para aquellos que hayan sido operados con láser ni para menores de 13 años, que podrían hacer un mal uso físico de las gafas.

Se recomienda, además, no utilizar las gafas si aquellos que nos rodean no quieren ser fotografiados o grabados. Se pone por ejemplo la sala de espera de un médico. Da la impresión, a bote pronto, que estas gafas darán muchos problemas de privacidad, además de la cuestión de salud.

Como curiosidades, no es recomendable utilizar Google Glass mientras se realiza submarinismo o se utiliza un martillo neumático.

Desde luego, el producto será revolucionario, pero algunos tendrán que ir con cuidado al utilizarlo, no vaya a ser que la jaqueca se convierta en algo perpetuo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *