Space Glasses, la competencia a Google Glass


Para algunos es la competencia a las gafas inteligentes de Google. Otros van más allá y las consideran directamente un potente ordenador portátil. Son las Space Glasses desarrolladas por la empresa Meta, unas gafas inteligentes que reducen la diferencia entre lo real y lo virtual.

Las Space Glasses son un sistema informático que será especialmente útil para disfrutar de contenido interactivo en tres dimensiones al mismo tiempo que se ve, se vive, el mundo real. El futuro que preveían las películas de ciencia ficción ya está aquí. El dispositivo es de mayor tamaño y peso que las Google Glass, pero la compañía Meta trabaja para reducir su tamaño de modo que se pueda usar en cualquier actividad y en cualquier lugar.

Las gafas inteligentes Space Glasses permiten proyectar imágenes sobre una hoja de papel o una pared. Esta opción puede servir para, por ejemplo, presentar un proyecto a través de una película o una serie de diapositivas. En un lado más lúdico, se puede jugar al ajedrez visualizando un tablero con piezas en una mesa como si existiera de verdad, aunque todo será virtual. La realidad se confunde con las imágenes creadas por el ordenador.

Space Glasses tiene dos pantallas TFT LCD, una cámara, infrarrojos, acelerómetro, giroscopio y compás. De momento, no hay muchas aplicaciones: un juego de ajedrez y una herramienta para esculpir e imprimir objetos en tres dimensiones. Pero hay muchas otras en desarrollo.

Éxito de financiación en masa


Aunque Meta no quería comercializarlas todavía, puso su proyecto en una página de financiación en masa, Kickstarter, y ha sido un tremendo éxito, recaudando casi el doble de lo esperado. Así, se va a lanzar una versión para desarrolladores en enero de 2014. En abril, se venderá una edición limitada al público. Ambos modelos se venden ya en la web de la empresa por 667 dólares.

El primer modelo desarrollado necesitaba conectarse a un ordenador para funcionar. La última versión cuenta con un procesador gráfico y un ordenador integrado en el equipo. Es como llevar un ordenador en la frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *