Ordenador de sobremesa poco mayor que un portátil de HP


No hace muchos años, los puestos de trabajo de muchas empresas esran ocupados por ordenadores tan grandes que no dejeban casi espacio libre al propio trabajador. Poco a poco, al tamaño de los ordenadores ha ido disminuyendo. Hasta que se llegó a los portátiles. En la actualidad, hay empresas que optan por equipar sus oficinas con este tipo de ordenadores aunque nunca se trasladen de un lugar a otro. Ni siquiera de una mesa a otra. Se trata de ahorrar espacio.

Pero ahora hay otro tipo de ordenadores que ocupan muy poco espacio y ofrecen las mismas características de un ordenador de sobremesa. Un buen ejemplo de este tipo de dispositivos es el HP Elite 7320 All in One, un ordenador “todo en uno” que ocupa poco más que un portátil, pero ofrece la comodidad y la flexibilidad de que el ratón y el teclado son inalámbricos.
SEGUIR LEYENDO “Ordenador de sobremesa poco mayor que un portátil de HP”

El Acer Predator G3600 puede con todo


El nuevo modelo de ordenador de sobremesa Acer Predator G3600 está diseñado para ofrecer las mejores características técnicas para la creciente demanda del usuario: potentes gráficos, funciones multimedia avanzadas y un rendimiento máximo en todos los aspectos. El consumo y la creación multimedia aumentan cada día y los ordenadores deben adaptarse para satisfacer las necesidades de los usuarios.

El Acer Predator G3600 usa los potentes procesadores de segunda generación Intel Core, que permiten la multitarea para trabajar al mismo tiempo en la creación digital, en la edición de archivos multimedia o en el disfrute de los juegos. Además, ofrece la solución gráfica más avanzada gracias a tarjetas compatibles con Microsoft DirectX 11 y disfrutar así del entretenimiento y de los juegos de alta definición con unos gráficos y rendimiento excepcionales.
SEGUIR LEYENDO “El Acer Predator G3600 puede con todo”

Ordenador HP de sobremesa con pantalla táctil


Un ordenador de sobremesa con teclado y pantalla táctil a un precio muy competitivo. Parece que la compañía estadounidense HP quiere aprovechar la época de los nuevos cursos escolar y universitario. Este tipo de ordenadores se conocen popularmente como los “todo en uno”. Lo mismo sirven para ver una película en el salón de casa que para que los hijos realicen trabajos escolares en su habitación. O para utilizar en oficinas o comercios. Hace tiempo que la marca HP (Hewlett-Packard) viene ofreciendo ordenadores TouchSmart. Pero nunca a un precio tan asequible.

El HP TouchSmart 310 va a costar unos 600 euros. Cuenta con un procesador AMD Athlon de doble núcleo que rinde a una velocidad de 2.8 GHz. La pantalla de 20 pulgadas es de tipo táctil. Pero lo que más va a diferencias a este modelo es la gran variedad de aplicaciones y servicios preparados para manejar con los dedos, además de poder descargar más desde el sitio online TouchSmart Apps Center. Algunas aplicaciones serán gratuitas a través de subscripción y otras de pago. Entre otras aplicaciones, se pueden encontrar las ofrecidas por Cartoon Network o Marvel Comics. El objetivo de atraer a jóvenes parece claro por parte de HP. Quizá porque se convertirán en fieles clientes en el futuro.

Más allá de las aplicaciones únicas que pueda ofrecer este ordenador de sobremesa, el HP TouchSmart 310 promete un buen rendimiento con sus 4 Gb de memoria RAM y una tarjeta gráfica Ati Radeon 4270. Se puede destacar, así mismo, un sintonizador de TDT integrado, lo que permite su uso como televisor. Como no podría ser de otra forma, tiene el consabido Windows 7 preinstalado.

La conectividad de este nuevo HP tampoco desmerece a sus competidores. Tiene conexión Wi-Fi de tipo n y Bluetooth. Cuenta además con altavoces integrados, cámara web, seis puertos USB 2.0 y ranura para tarjetas de memoria. Todo el sistema cuenta con la certificación Energy Star por su bajo consumo de electricidad.

Acer Aspire X3 y M2, nuevos modelos de sobremesa


Acer, el segundo mayor proveedor del mundo en el mercado de ordenadores personales, ha anunciado que los nuevos Acer Aspire X3 y Aspire M3, modelos de sobremesa, saldrán en el mercado estadounidense en los próximos días. Los nuevos modelos ahorran espacio y ofrecen tecnología de primer nivel, son sistemas de gran potencia y un buen rendimiento para multitarea y el entretenimiento digital. Los nuevos modelos de sobremesa tienen un elegante diseño negro con un botón de encendido azul que asegura que se puede encontrar en condiciones de gran oscuridad. Ambos modelos están disponibles en las tiendas de electrónica a un precio que rondará los 500 dólares (unos 486 euros).

El compacto Acer Aspire X3 es la prueba de que las cosas buenas vienen en paquetes pequeños. En color negro y de pequeño tamaño, el Aspire X3 cabe en cualquier pequeño hueco. Es ideal para situar sobre una mesa donde los puertos USB, el lector de tarjetas y los puertos de audio se encuentran en la parte frontal del aparato, de manera que son fácilmente accesibles para el usuario. Este modelo está diseñado para disfrutar de lo audiovisual: streaming de vídeo, música digital y fotografía. Lleva 4 GB de memoria y se puede elegir un procesador AMD Athlon II, un AMD Phenom II, un Intel Core i3 o un Intel Pentium E6600. Puede albergar hasta un 1 TB de disco duro para almacenar y archivar música, películas, vídeos o cualquier otro archivo. Las tarjetas gráficas que se podrán elegir son una NVIDIA GeForce 9200 o una Intel Graphics Media Accelerator con gráficos de alta definición que proporcionarán colores vibrantes y detalles nítidos en juegos, fotos digitales y vídeos.

La serie M3 ofrece hasta 640 GB en su disco duro, aunque se podrá aumentar esta capacidad en sus dos ranuras, una PCI Express x1 y una PCI Express, opción para conectar una unidad óptica adicional y un disco duro. Además, diez puertos USB 2.0 proporcionan conectividad para cualquier periférico y dispositivo de medios digitales.

Ambos modelos incluyen Acer Arcade Deluxe 2010, una aplicación para gestionar todo tipo de medios digitales (canciones, fotos, películas y vídeos), optimizando la aceleración de gráficos para la clasificación de fotos y la creación de presentaciones de diapositivas; convirtiendo vídeos de manera rápida y facilitando la subida a YouTube o Facebook; y organizando colecciones de música.

¿Portátil o sobremesa?


Llega el momento de cambiar el ordenador y tenemos un gran dilema: ¿Portátil o sobremesa? Esa es la cuestión, la duda que a todo el mundo se le viene a la cabeza. Los avances tecnológicos permiten una gran movilidad, comprar un nuevo ordenador de sobremesa o inclinarse por un portátil. Los primeros son pesados y no se pueden llevar de una habitación a otra con facilidad, ocupan un espacio fijo en la casa y a su precio tenemos que sumar el monitor. Por otro lado, la oferta de portátiles cada vez es mayor: los hay de todos los precios y para todos los gustos.

¿Merece la pena apostar por los ordenadores de sobremesa? Las opiniones son muy diversas. En general tienen más ventajas de las que muchos se piensan, si bien conviene ponderar su compra porque no son baratos y duran bastantes años. Lo idóneo, como siempre, es tener un fijo y otro portátil, aunque esta opción obviamente no está al alcance de todos los presupuestos.

Nosotros preferimos un sobremesa por varios factores:

La comodidad y la ergonomía: la posición del cuerpo cuando se escribe en un sobremesa, donde el teclado y el monitor están separados de la torre es la más natural. En un portátil, se fuerza el cuerpo generando problemas de espalda. Además, el teclado es más grande en un sobremesa, lo que escribir con mayor facilidad. El monitor también es más amplio, por lo que cansa menos la vista.

Las averías: si un portátil se avería prácticamente se tiene que cambiar todo y los recambios son más y llevarla a reparar o sustituirla, sin que nos pasemos varios días sin nuestra herramienta de trabajo, si es el caso.

Perfecto para el ocio: pocos portátiles están preparados para soportar videojuegos con una buena imagen gráfica, además su precio es bastante alto y su consumo energético desmesurado. Un sobremesa satisfará mucho más las aspiraciones y la experiencia de usuario del jugado.

La durabilidad: el portátil se transporta de un lado a otro. No obstante, ello también implica posibles accidentes y caídas o que sus componentes móviles sufran movimientos bruscos que los puedan dañar. Discos duros y placas base son sus partes más frágiles. Los ordenadores de sobremesa tienen una vida útil bastante superior.

Los recambios: el sobremesa dura mucho en un mundo tan cambiante como el de la tecnología. Si se queda pronto anticuado, podemos comprar elementos para sustituir, algo que permite al desencajar los componentes de las ranuras traseras y sustituirlos por otros actuales. Del mismo modo, se puede aumentar la memoria del ordenador si se añade un disco duro adicional, o introducir una tarjeta gráfica mejor o un ventilador más potente que mejore la ventilación. En el portátil estas modificaciones o mejores es prácticamente imposible.

La eficiencia energética: al ser aparatos grandes, los sobremesas disponen de más espacio interno para que las piezas estén separadas, lo cual alarga la vida útil de la placa base. Un ventilador potente y silencioso es suficiente para que mantenga la temperatura del aparato y su funcionamiento sea óptimo. De esto se deriva que la máquina trabaje menos para conseguir un determinado proceso y consuma también menos energía, por lo tanto es más eficiente.

La relación calidad/precio: hay portátiles de todos los precios y calidades, pero un buen portátil todavía es caro y las prestaciones no son las mismas que un sobremesa. Por 2.000 euros se puede adquirir un portátil potente fabricado por Toshiba, Sony o Apple, pero también la misma máquina de sobremesa por 800 euros.

El portátil gana al sobremesa


La informática no tiene límites y el portátil ya gana la batalla al PC de sobremesa. No hay ningún modelo de ordenador de escritorio en los primeros diez productos de informática más vendidos durante las pasadas Navidades.

El PC de sobremesa está deteriorándose, a medida que se mejoran las conectividades, el rendimiento y los precios bajan, los portátiles se convierten en la opción preferida para millones de usuarios de todo el mundo. Las computadoras portátiles ahora son tan competitivas que resulta sorprendente que no hayan podido alcanzar a las computadoras de escritorio incluso antes, sin embargo las empresas siguen prefiriendo los PC de sobremesa ya que tienen una vida útil más larga.

No hace mucho, los portátiles aún costaban más del doble que uno de escritorio con capacidad de procesamiento equivalente. Los avances tecnológicos y la producción en masa han reducido tanto los costes que ahora para la mayoría de los consumidores en busca de un PC para uso cotidiano existe poca diferencia de precios. La posibilidad de poderse llevar el ordenador a cualquier sitio siempre es una ventaja.