El Kopimism ya es religión


Por fin lo han conseguido. El Gobierno de Suecia ha aprobado que el Kopimism sea considerado una religión, la religión de las descargas, con el nombre completo de la Iglesia Misionera del Kopimism, con sus mandamientos, doctrinas y ritos, como que el derecho a compartir archivos es considerado un acto sagrado o la copia de archivos es un sacramento. ¡¡Aleluya, hermano!!

Un red como Internet no es fácil de regular. Algunos Gobiernos, presionados por grupos que defienden los derechos de autor y un negocio que ha sido, hasta ahora, poco menos que un oligopolio, controlado por distribuidoras de música, cine y, en general, cualquier formato audiovisual, tratan de regular el derecho a la libre circulación de contenidos a través de la red. Pero los usuarios defienden sus derechos. Y, quizá no tengan tanto poder como las casas discográficas o los gestores de derecho de autor, pero tienen sus propias armas, más originales. Además, son más y, quizá lo más importante de todo, creo que tienen razón.

Así está el mundo en la actualidad. Por un lado, se aprueban normas contra la distribución de contenidos que no respetan los derechos de autor, una forma de represión, de censura y de intromisión en la privacidad del usuario. Por otro lado, grupos de protesta y movimientos sociales. Y, ahora también, una religión.

La iniciativa, como decimos, proviene de Suecia, donde un joven de 19 años, estudiante de filosofía para más señas, Isak Gerson, lleva tiempo solicitando la aprobación formal al Gobierno de su país para que aprobase su nueva religión. Se trata de Kopimism, un credo que defiende el derecho y la obligación de sus miembros a compartir información. Por fin, el Gobierno sueco ha aprobado la petición de Isak Gerson.

Para la iglesia de Kopimism, la información es sagrada y la copia es un sacramento. ¿Pero por qué es tan importante que se considere una religión? Porque una religión tiene libertad de culto y no puede ser perseguida… ni espiada.

Aunque cualquiera que esté a favor del derecho a compartir archivos a través de internet se alegrará de leer esta noticia, tiene bemoles que, al fin y al cabo, se consiga a través de la fe y no de la razón, que se permitan las descargas por considerarse una religión y no porque puede ser algo que beneficie a la humanidad. En esta caso más que nunca el fin justifica los medios.

La Iglesia Católica, por su parte, no ha dudado en etiquetar la nueva religión de farsa. Bien, tiene toda la razón: es una religión. Pero si por algo le molesta el Kopimism es porque va a ser una gran competencia. Los mandamientos son mucho más acordes con la sociedad actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *