Donaciones a la Wikipedia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Wikimedia Foundation, la organización sin ánimo de lucro responsable de Wikipedia, la popular enciclopedia libre, ha conseguido recaudar unos 15,4 millones de euros (20 millones de dólares) gracias a su programa de donaciones. El proyecto creado por Jimmy Wales ha completado con gran éxito su campaña anual de recaudación de fondos, que son el principal sustento de la compañía. Este año la cifra récord se ha situado en más de un millón de donantes, procedentes de casi todos los países del mundo. Estas donaciones han ido aumentado año tras año desde los inicios de la Wikipedia por allá el año 2003.

Actualmente la Wikimedia sirve información de calidad más de 470 millones de personas cada mes. A pesar de que en caso de explotarse con publicidad comercial como un medio convencional se convertiría en una de las principales empresas de contenidos, se mantienen con las donaciones de sus lectores y no genera beneficios de ningún tipo.

Lo cierto es que este modelo les está funcionando bastante bien y esta es la base que mantiene su independencia. Al mismo tiempo eso les permite centrarse exclusivamente en la prestación de un servicio público útil. Además, quiere transmitir a la población que están muy agradecidos por todas las donaciones y que prometen usar el dinero de los usuarios con eficacia y con cuidado.

Los datos indican que desde 2008, el número de donantes de la Fundación Wikimedia se ha multiplicado por diez. Esta colecta anual es la forma que tiene la fundación para pagar los servidores, hardware, para desarrollar la funcionalidad del sitio nuevo, ampliar los servicios móviles, proporcionar defensa legal para los proyectos y para dar apoyo a la gigantesca comunidad global de voluntarios de Wikimedia.

El gasto total previsto para este año es de 22 millones de euros (más de lo que llevan recaudado con la campaña), por lo que esperan que los ingresos que faltan lleguen en forma de subvenciones de instituciones, como la Fundación Sloan, y otras más pequeñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *