¿Cuánto cuesta fabricar un iPhone 5S?


El iPhone 5S es el último producto salido de Cupertino, donde por desgracia ya no se le ve el pelo a un genio llamado Steve Jobs. Tras la muerte de la pieza clave de Apple, la compañía trata de seguir enamorando a sus adeptos con productos tan fantásticos como el iPhone, el iPad o el iPod.

Su llegada ha supuesto toda una revolución. No se esperaba menos de él, aunque sorprende que en su primer fin de semana se hayan vendido 9 millones de unidades contando las del iPhone 5C. La cifra es muy buena teniendo en cuenta que del iPhone 5 se vendieron 5 millones de unidades durante el fin de semana de lanzamiento.

Un informe desvela su coste

Ahora bien… ¿cuánto cuesta fabricar un iPhone 5S? En IHS Suppli se lo han preguntado y acaban de llegar a una conclusión que dice mucho de lo inflado que está el precio del producto. Los resultados publicados en All Things Digital hablan de un coste de unos 147 euros para el iPhone 5S de 16 GB. Su precio en el mercado europeo es de 699 euros (899 euros el modelo de 64 GB), así que la diferencia es sencillamente brutal.


Saber que millones de personas en todo el mundo van a comprar tu teléfono es una gran ventaja. Producir a gran escala es mucho más barato, sobre todo cuando tu poder de negociación con los proveedores es infinito. Por eso el iPhone 5S cuesta tan poco. Fabricar un iPhone 5C de 16 GB, con menos prestaciones y materiales de inferior calidad, les cuesta todavía menos: 120 euros.

Fidelidad al poder

Es evidente que en la venta de smartphones existe un margen muy amplio para los fabricantes. Lo sabemos desde hace tiempo, pero Apple sigue incrementando sus precios para ganar todavía más dinero. La gente rica, los adictos a la tecnología y los que no pueden vivir sin aparentar, siempre estarán ahí con un buen fajo de billetes preparado para pagar lo que haga falta. Ellos lo saben y por eso la tendencia es al alza.

Hay más gastos

Hay que decir que ese es el precio del dispositivo móvil en sí, pero detrás hay unos gastos de I+D, desarrollo del sistema operativo, promoción, packaging, mano de obra y transporte que no han sido tenidos en cuenta. Sumados el margen no será tan apetitoso, pero de todas formas será una buena tajada a multiplicar por millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *