Samsung Galaxy M


La empresa surcoreana Samsung acaba de presentar el Galaxy M, que no es otra cosa que la versión reducida del ya existente Galaxy S II. El nuevo smartphone llega con pantalla Super AMOLED de cuatro pulgadas y un procesador de 1GHz. De esta forma Samsung continúa apostando por la familia Galaxy para ganar cuota en un mercado cada vez más competido. Además, después de la llegada del Galaxy Nexus que incorpora la última versión de Android (IceCream Sandwich), la compañía ha lanzado esta misma semana el Samsung Galaxy Ace Plus, una nueva versión del ya existente Galaxy Ace.

En definitiva, el Samsung Galaxy M es una versión mini del ya existente Galaxy S II, pues se presenta con el mismo color y las mismas características, aunque un poco más limitadas. Si lo comparamos con el Galaxy S II, en el caso de la pantalla, la diferencia no es muy grande, pero en el caso de procesador en lugar de contar con un procesador de doble núcleos como el S II tiene que conformarse con uno. Otra de las diferencias se refleja en la cámara, ya que en este caso es de 3 megapíxeles, en lugar de cinco.

Por su parte, el nuevo Samsung Galaxy M incorpora la versión Gingerbreas de Android y tiene un grosor de solo 9,9 milímetros. Finalmente, decir que cuenta con una batería de 1650mAh y un peso de unos 123 gramos con un acabado metalizado muy elegante. El precio de este dispositivo es de 500 dólares, o lo que es lo mismo unos 389 euros al cambio actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *