Proyecto Gloria, las auroras boreales desde internet


¿Siempre has querido ver una aurora boreal, ese fenómeno físico que pinta el cielo de increíbles colores, pero no puedes viajar a los países donde se producen? No te preocupes: gracias a internet podrás disfrutar de uno de los mayores espectáculos que puede ofrecer la naturaleza.

El proyecto Gloria (Red Global de Telescopios Robóticos, por sus siglas en inglés, GLObal Robotic-telescopes Intelligent Array), permitirá observar las auroras boreales a través de cualquier dispositivo conectado a internet. En el proyecto colabora el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

En realidad, genéricamente se llaman auroras polares. En el hemisferio norte, se conoce como aurora boreal y, en el hemisferio sur, como aurora austral. Es un fenómeno físico por el que se crea un brillo o luminiscencia que aparece en el cielo nocturno en zonas polares. De forma menos habitual, puede aparecer en otras partes del mundo, aunque por cortos períodos de tiempo. El nombre proviene de Aurora, la diosa romana del amanecer.

La aurora boreal es, normalmente, visible de octubre a marzo. Los mejores meses para verla son enero y febrero, meses en los que las temperaturas son más bajas.

Hasta ahora, esas cortinas luminosas de diferentes y cambiantes tonalidades, sólo se podían observar desde los casquetes polares. A partir de ahora, se transmitirá en directo el fenómeno, en colaboración con el portal Sky-live.tv.

Para poder llevar a cabo la iniciativa, miembros del proyecto Gloria viajarán del 20 al 29 de agosto a Groenlandia con la expedición Shelios 2012. Cada día, entre el 24 y el 28 del citado mes, realizarán una conexión entre las 3:00 horas y las 3:10 (hora española). Además, entre las 2:30 horas y las 3:30 horas, se refrescará la imagen del cielo cada minuto. La emisión podrá seguirse en español y en inglés.

Las auroras polares se producen cuando partículas muy energéticas provenientes del Sol alcanzan la atmósfera del planeta Tierra. La entrada de estas partículas está gobernada por el campo magnético terrestre y sólo pueden penetrar por el Polo Norte, produciendo las auroras boreales, y el Polo Sur, produciendo las australes. La emisión de luz se produce en la alta atmósfera, entre 100 y 400 kilómetros de altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *