Pérdida de cobertura en el teléfono móvil


A veces nos encontramos con el móvil en la mano, recorriendo una habitación o una vivienda, buscando esa cobertura que va y viene. Situación en parte absurda, en parte divertida (menos para el protagonista) que muchos hemos vivido. Pero, ¿por qué se produce? Se suele echar la culpa a la operadora, pero no siempre la culpa es suya. Si es así, si en un lugar, en una zona, en una región, no llega la cobertura de una operadora, la solución es fácil: cambiarse a otra. Pero, como decimos, la culpable no es siempre la empresa con la que hemos contratado el móvil.

Por ejemplo, más de una vez seguro que nos hemos encontrado que, teniendo la misma operadora, una persona tiene cobertura y otra no. En ese caso es bastante probable que el culpable de la falta de cobertura sea el propio terminal de teléfono. Algunos modelos de móvil pueden tener problemas con sus receptores de radio y sus antenas. Son problemas de muy diversa índole. Varían según el modelo y el operador. Incluso puede ocurrir que un mismo modelo de móvil puede funcionar de manera diferente en la misma zona cambiando de operador.

Como vemos, el problema se complica. El modelo de móvil y el operador son un binomio que se relaciona y, aveces, no es fácil averiguar cuál de los dos es el responsable del problema de la falta de cobertura. Pero es que puede haber más factores. Uno de los más comunes son, en general, los obstáculos físicos que crean interferencias y dificultan la cobertura. En un sótano o en el interior de muchos bares, restaurantes o tiendas se pierde la cobertura. (Lástima que en la mayoría de los cines no se pierda, quizá por la Ley de Murphy.)

Para salvar los obstáculos físicos la solución es fácil: sólo hay que ubicar dispositivos repetidores de señal. Sin embargo, eso supone una inversión para las operadoras que no siempre están dispuestas a hacer. Como es habitual, dependerá del número de usuarios potenciales a los que beneficie la medida.

Por último, el propio usuario puede ser el culpable de no obtener la cobertura adecuada. La mayoría de los móviles permiten al usuario forzar al dispositivo a usar la red 2G en lugar de la 3G. A veces, con este cambio de configuración se consigue solucionar el problema de cobertura móvil para las llamadas de voz, aunque a costa de la imposibilidad de acceder a Internet. Ésta es la razón de que, en algunos lugares, un modelo de móvil más antiguo pueda ofrecer mejor cobertura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *