Las mejores aplicaciones son latinas


En una de las más importantes ferias sobre teléfonos móviles, la Mobile Word Congress (MWC), celebrada en Barcelona, se presentan aplicaciones a los premios Mobile Premier Awards, organizados por App Circus. Algunas de estas aplicaciones estás diseñadas por creadores latinos. Os presentamos algunas que aspiran a ser premiadas.

The Social Radio, creada por Roberto Gluck. La idea se le ocurrió cuando estuvo a punto de sufrir un accidente por consultar Twitter: así, decidió combinar la necesidad de conducir y, al mismo tiempo, estar pendiente del Twitter. Con esta aplicación, desarrollada en Argentina, el usuario oye los mensajes de su cuenta de Twitter como si fuera una emisora de radio (de ahí el nombre). Cabe la posibilidad de que la voz del locutor sea masculina o femenina.

Mientras entran nuevos tuits, la espera se ameniza con música proveniente de reproductores online. De momento, The Social Radio sólo está disponible para Android, aunque pronto habrá versiones para Blackberry y iPhone.

The Hand, un proyecto de los colombianos 12 Hit Combo. Permite traducir textos al lenguaje de signos en tiempo real a través de una mano animada en tres dimensiones. Los fondos de pantalla y el tamaño y el color de la mano son personalizables. Sirve como traductor y también como una herramienta de aprendizaje para personas sordomudas.

The Incredible Circus es un juego diseñado desde Brasil. Tiene cierto parecido con los famosos Angry Birds. El jugador es una especie de hombre bala que debe hacer una especie de recorrido circense a través de 32 niveles: saltar en camas elásticas, atravesar anillos de fuego, brincar de trampolín en trampolín, ser propulsado por cañones, etc.

Javier Pazos (A Coruña, 1982) confiesa que su aplicación está basada en Hotel Tonight, otra aplicación que descubrieron en un foro de desarrolladores que se estaba diseñando en Estados Unidos. Con su hermano creó Really Late Booking, para iPhone, iPad y Android, que sirve para encontrar habitación en los mejores hoteles de cada ciudad a un precio inferior al habitual. La oferta debe ser mejor que la del precio más bajo en Trivago. Si no, no hay acuerdo, explica Pazos. No ha cumplido un año y más de quinientos hoteles en toda Europa se han sumado a la iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *