La historia de Amazon


Internet ha significado una gran cantidad de cosas que a mucha gente. Para algunos ha sido el lugar en el que se han llegado a convertir en multimillonarios. Las ideas más ridículas finalmente se han convertido en proyectos que más de uno hubiera querido tener. Jeffrey P. Bezos, nació en Albuquerque, Nuevo México. El abuelo de Jeff era un director regional de la Comisión de Energía Atómica, que le ofreció la oportunidad de ayudarle en diversos trabajos técnicos.

Pero ser un niño prodigio no ayuda mucho si no se complementa con una gran sabiduría en el mundo de los negocios. Poco a poco se fue introduciendo en el mundo de Wall Street. De 1990 a 1994, Jeff se convirtió en el sumo sacerdote de las finanzas. Fue durante este período cuando Jeff descubrió que había algo que estaba creciendo a un ritmo de un 2.300% al año, y pronto la gente empieza a sacar provecho de ella. Era Internet.

Teniendo en cuenta las múltiples posibilidades que existían, llegó a la conclusión de que no había ningún catálogo de venta online para los libros. La razón de que no existiera ninguno era que el catálogo debía ser inmenso y no todos se atrevían a embarcarse en algo así. Por lo tanto, crear un lugar único en Internet, sería increíblemente lucrativo. La compañía se iba a llamar Amazon, por el interminable río Amazonas.

Jeff tardó poco en crear un sitio de prueba y le pidió a 300 amigos y conocido que lo probaran. El sitio funcionó a la perfección a través de distintas plataformas informáticas y sistemas operativos. Puesto que él no tenía el dinero en efectivo para lanzar al mercado su propuesta, le pidió a esos 300 contactos que corrieran la voz. Amazon, se convirtió en un lugar internacional en Internet.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *