La conexión Wi-Fi más lenta que la cableada

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La empresa británica de soluciones tecnológicas Epitiro ha realizado un estudio en el que se concluye que los usuarios de Internet pierden un promedio del 30% en la velocidad de descarga y sufren un periodo de retraso en la llegada de los datos de entre un 10 y un 20% cuando usan conexiones Wi-Fi. En servicios que necesitan más velocidad de bajada, como los juegos online, la telefonía VoIP y el disfrute de vídeos en streaming se percibe más esta disminución del rendimiento de la conexión a Internet.

Los responsables del estudio aconsejan a los internuatas que detecten esta circunstancia y tomen medidas como mejorar la disposición del dispositivo router en el hogar o, si no, que se conecten directamente a través de un cable Ethernet.

La causa de esta disminución en el rendimiento de transmisión de datos por parte de los routers que cuentan con tecnología Wi-Fi es que usan el mismo canal de comunicación que otros aparatos y, por tanto, se pueden producir interferencias, sobre todo en las ciudades, que provocan desde lentitud en el servicio hasta caídas de las conexiones. Esto se puede evitar eligiendo un canal de módem diferente.

La disminución de la velocidad del Wi-Fi también puede deberse a barreras físicas, es decir, a la existencia de paredes, puertas y muebles entre el router y el ordenador. También dispositivos que usen el mismo rango de frecuencias, como los vigilantes de bebé, los mando a distancia de los diferentes aparatos multimedia (televisiones, DVD…), hornos microondas, puertas de garaje con mando a distnancia o teléfonos móviles e inalámbricos, pueden afectar a la calidad de transmisión del Wi-Fi. El estudio también reconoce que la carga de las mayoría de las páginas web, que, en general, son pequeñas en cuanto a cantidad de datos, no supone apenas diferencia entre una conexión Wi-Fi y una cableada.

Epitiro analizó, desde noviembre de 2010 hasta febrero de 2011, 14.001 conexiones en el Reino Unido, Estados Unidos, Italia y España. El 56% de los usuarios se conectaban a través de Wi-Fi y el 44% a través de una conexión Ethernet con cable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *