Flamestower, el cargador de móviles que funciona con fuego


Muchas veces se va de excursión al campo o a la montaña o bien se está en otros lugares en los que no se dispone de una toma de luz para cargar la batería del móvil. Con Flamestower se acaba este problema. Porque bajo este nombre hay un novedoso cargador para el terminal que funciona con fuego.

Y es que este dispositivo se basa en un sistema que permite generar de forma portátil electricidad para cargar este tipo de terminales a través de conexión por USB. Y todo ello con la misma potencia que se tendría si este proceso se realizase a través de un puerto de un ordenador portátil y con la mitad que con una toma de corriente en la pared.

Características

Flamestower consta de dos partes que son plegables. Una de ellas es una placa metálica alargada que es la zona que se tiene que calentar, mientras que la otra es un recipiente de agua que se rellena con este líquido.

Gracias a la diferencia de temperatura que se genera entre las dos partes se produce un proceso termoeléctrico. De esta manera, se crea un voltaje mayor en la placa que envía electricidad al componente más frío. Tras este paso, hay que conectar el terminal a través de USB para que se cargue, proceso que comienza tras pasar treinta segundos.


Con esta recarga, se dispone de cierta autonomía. A modo orientativo, cabe decir que por cada minuto de carga, el teléfono se puede usar tres minutos en llamada. Por su parte, el cargador tiene una vida útil de unos 5.000 ciclos de calentamiento y enfriamiento.

Compatibilidades

Además del móvil, con este cargador igualmente se pueden cargar unidades de GPS, baterías AA y AAA, faros y cámaras digitales, entre otras posibilidades.

Precio

Este cargador puede adquirirse al precio de 70 dólares a través de su web oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *