Cómo espiar un teléfono móvil iPhone o BlackBerry: llamadas, mensajes, WhatsApp, fotos, localización y rastreo por GPS


Antes de leer este artículo me gustaría que seas consciente de las consecuencias éticas y morales de espiar a otra persona. Todo el mundo tiene derecho a la intimidad y obtener información privada sin autorización es considerado un delito en la mayoría de países. De modo que tú eres el único que sabe y decida hasta donde quieres llegar.

Las nuevas tecnologías nos permiten obtener una gran cantidad de información de la nada, prácticamente todo está al alcance de nuestra mano. ¿Puedes hacerlo? Si, por supuesto, existen herramientas y trucos de espionaje que lo permiten. Pero piensa detenidamente para qué lo vas a utilizar y cual es el fin. Insisto en que cada uno es responsable de cómo va a utilizar esta información y antes de hacerlo plantéate si hay otro camino.

Seguramente este manual será utilizado por hombres o mujeres que por celos o sospechas de infidelidad quieren espiar a su pareja, confirmar o desmentir si mantienen una relación con otra persona a escondidas, algo que es bastante frecuente en los tiempos que corren. Espiar el teléfono móvil de otra persona es la técnica más utilizada para descubrir este tipo de engaños.

Pero además también puede servir y ser realmente útil para cualquier padre o madre preocupado por su hijo/a y llevar un control más exhaustivo de los pasos que da o con quien se escribe. No queremos que nada malo le pase y ese instinto de protección nos obliga a espiarlo. Insisto de nuevo en que el dialogo y la educación es la mejor alternativa para evitar disgustos.

Seguimiento en tiempo real de llamadas y mensajes

Dicho todo esto vamos a demostrar que cualquiera puede espiar el iPhone o el smartphone de otra persona sin que se de cuenta. A continuación descubrirás algunos de los muchos servicios (la mayoría de pago) con los que podrás espiar cualquier teléfono móvil, incluyendo el listado de llamadas realizadas y enviadas, los mensajes que nos lleguen al correo, las conversaciones de WhatsApp, localización y rastreo por GPS, cantidad de apps instaladas en el dispositivo, pulsaciones de teclado, etc. En definitiva, podemos saberlo practicamente todo.

Antes de utilizar cualquier programa de espionaje debemos conseguir estos datos:

– Conocer el IMEI del teléfono que se va a interceptar
– Tener acceso al teléfono durante unos minutos
– Confirmar que el teléfono tenga el jailbreak configurado (en el caso del iPhone)
– Saber la versión de firmware del teléfono.

Una vez consigamos esta información, procederemos a elegir qué servicio es el que más se adapta a lo que necesitamos. Hay muchos programas de este tipo, pero el que mejor funciona se llama Mobile Spy, con el que por menos de 40 euros tienes una licencia de uso de 3 meses, luego se puede renovar.

La herramienta funciona de maravilla y ciertamente da un poco de miedo que existan estas aplicaciones teniendo en cuenta que a veces caen en manos de quienes no hacen un buen uso. Por favor, no utilices este programa para actividades delictivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *