Cinco motivos por los que Windows 8 no termina de convencer


Las cosas no van bien en Microsoft. Según los últimos datos, en un mes apenas se han vendido 40 millones de licencias Windows 8. Son ventas al alza, pero muy lejanas a las que cosechaban otros sistemas operativos de Microsoft en el pasado.

Parece que, tras Windows Vista, es percibido por los usuarios como el gran fracaso de la compañía. En el mes de diciembre se usaba Windows 8 en 1,6% de los ordenadores con sistemas Microsoft, mucho menos que Vista en su primer mes de vida. A continuación repasamos cinco motivos del fracaso de Windows 8.

Interfaz Inútil

El sistema Metro (que muestra las aplicaciones en mosaico) funciona muy bien para las tabletas. Sin embargo, para PC no tiene ningún sentido. Exige de los usuarios que cambien completamente su noción de Windows y que lo utilicen como si se tratara de una tableta.

Cero innovación

Al margen del intento fallido de interfaz, que no deja de ser una copia de las interfaces de tabletas, no hay un solo elemento en Windows 8 que haya sido innovador. Lo único rescatable es que es más rápido que su predecesor. Por lo demás, es lo mismo o peor.

No atrae a usuarios de Windows 7

Según los últimos datos, los usuarios de Windows 7 no están dispuestos a cambiarse a Windows 8. Al margen de que el nuevo sistema operativo es más caro, Windows 7 tiene un funcionamiento estable y es un sistema operativo más que notable. La interfaz metro es un motivo claro de que los usuarios no quieran cambiar de sistema.

Competencia sin éxito

El mercado de PCs cada año mengua un poco más a favor de tabletas, chromebooks o variantes de diverso tipo. Parece que la estrategia adoptada por Microsoft no ha funcionado bien, y el intento de aproximación a las tabletas es justamente lo que no debe hacer el PC, que tiene un estilo muy definido y claro, alejado de la simplicidad de las interfaces táctiles.

Un sistema operativo odiado por los desarrolladores

Parece ser que los desarrolladores deben aprender de manera nativa a programar en Windows 8, algo que es todo un engorro para para programadores que siempre habían usado .NET, Windows Communication Foundation (WCF) y Windows Presentation Foundation (WPF).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *