No existe crisis en la venta de televisiones

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si hay un electrodoméstico que no ha parado de evolucionar en los hogares, ése ha sido el televisor. No hace tantos años que en los comedores había un pequeño televisor en blanco y negro que perdía la señal un día sí y otro también. Ahora, en muchas casas, una pantalla de gran formato y relación de aspecto 16:9, simulando en lo posible una pantalla de cine, se ha convertido en el electrodoméstico más indispensable para algunas familias, frente al que se reúnen sus miembros por la noche.

Pero los televisores siguen evolucionando, ofreciendo prestaciones nuevas y reduciendo su precio, para que cualquier persona pueda permitirse adquirir uno donde ver películas y deportes con una definición inimaginable tan sólo hace unos años. Y, ahora, llega el 3D, el nuevo gancho del entretenimiento en masa. Así, en la feria IFA de Berlín, donde las grandes marcas presentan los nuevos modelos y las nuevas tecnologías, se pone de manifiesto el interés por los nuevos televisores en tres dimensiones a precios asequibles para cualquier ciudadano medio, además de ofrecer otras novedosas funciones como conexión a Internet o conectividad con cualquier otro dispositivo multimedia: iPod, DVD, Blu-Ray, sistemas de sonido… En definitiva, más prestaciones a un precio menor.

Porque es que, pese a la tan mentada crisis, nadie se quiere quedar sin disfrutar del último modelo de televisor con pantalla panorámica y LED en Full HD y, si es posible, posibilidad de 3D. Y así, en la primera mitad de este año 2010 las ventas de televisores han crecido casi el 15% en toda Europa, cifra que se espera repetir en la segunda mitad del año.

Evidentemente, la competencia entre las marcas es brutal, buscando diferenciarse de sus competidores como sea: conexiones inalámbricas, posibilidad de disfrutar de los contenidos en red, diseños elegantes y fáciles de combinar con la decoración de cualquier salón (o de colgar en la pared, incluso) y, siempre, ajustando los precios lo más posible.

Parece, en todo caso, que la tendencia será definitivamente ofrecer televisiones en tres dimensiones que sean compatibles con los Blu-Ray que también ofrezcan esta tecnología. Y, en segundo lugar, respondiendo a la preocupación por el medio ambiente de los clientes (y al desarrollo de la iluminación con bombillas LED que lo permiten), el ahorro de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *