Microsoft patenta el Modo Discreto, casi una copia del de Apple


Desde luego, el mundo de las patentes parece cada vez más ridículo. Hoy en día se patentan hasta los palos que uno se encuentra en el bosque. Díganselo a Microsoft, que acaba de obtener una patente para desarrollar un “Modo discreto” en sus móviles.

Al parecer, esta patente es muy parecida a la opción “No Molestar” que incorpora iOS 6 de Apple. Ambas, se enmarcan dentro de la nueva moda de poder personalizar hasta el extremo los teléfonos móviles de cada usuario. Vamos a descubrir más. Sigue la guerra de patentes.

El Modo discreto minimiza las llamadas y elimina los sonidos del smartphone de manera que el usuario no será molestado durante el período en el que lo tenga activado.

Es un modo ideal para la situaciones en el que el usuario del móvil esté ocupado o reunido y no quiera ser molestado. Se solicitó en 2011 el registro de la patente en la Oficina de Patentes de Estados Unidos y ahora acaba de recibir la certificación. Pero, ¿lo merece?

Distintas, pero no mucho

La aplicación de Apple está más enfocada a desviar o eliminar las llamadas, y la de Microsoft a minimizarlas. Además, el Modo Discreto de Microsoft reduce el brillo de pantalla y minimiza el sonido y la información que aparece en la pantalla de bloqueo. Al estar activado, tan sólo se verá la hora, no habrá distracciones extra.

Por último, y esto es más interesante, el Modo Discreto se activará cuando la luz se atenúe. Eso ocurrirá de forma automática gracias a un sensor lumínico. Y esa es una opción muy destacable. ¿Pero qué ocurrirá cuando lo guardemos en el bolsillo? ¿Creerá que es de noche y se apagará solo?

Aún así, la competencia es feroz y las compañías se copian unas a otras. Y las patentes siguen concediéndose sin señalar lo evidente: aunque las diferencias existan entre las patentes de Apple y Microsoft (y otras compañías), en este caso concreto son diferencias mínimas y ridículas. Las tecnológicas se copian descaradamente. Y por eso ocurren cosas como la guerra de las galaxias… de las patentes, digo. ¿Qué opináis vosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *