Google contra los archivos Torrent


Una simple decisión de Google puede ser mucho más efectiva ante las descargas que todas las acciones judiciales de los grupos de presión de las discográficas, productoras y gestoras de derechos de autor. Si algo no existe, no se puede descargar. Y un archivo que no está en el buscador de Google, no existe.

La compañía Google ha decidido no facilitar la búsqueda de archivos que vulneren los derechos de autor y va a eliminar términos como BitTorrent o uTorrent de los servicios de autocompletado y en el Google Instant de su buscador, ya que son términos relacionados con la piratería. En un primer momento, el gigante tecnológico no los consideró términos piratas, pero ha cambiado de opinión.

La industria del cine, especialmente la de Hollywood, y las grandes discográficas, siguen presionando para que los enlaces con contenido en el que haya que proteger los derechos de autor desaparezcan. Como legalmente no están llegando muy lejos (o no es viable un control mundial de la piratería), el sector presiona para que Google elimine todo lo relacionado con las páginas que facilitan enlaces a descargas o archivos Torrent.

Google valoró el asunto y eliminó los términos asociados con la piratería, aunque nunca se supo muy bien a qué términos se refería. En ese primer momento, BitTorrent y uTorrent seguía apareciendo en el buscador. Ahora, en algunos países ya no aparecen.

Sólo en algunos países


Según asegura TorrentFreak, Google ha decidido eliminar de su filtro de búsqueda y de su servicio Google Instant los citados términos. De momento, sólo en algunos países (por ejemplo, en España aún aparecen resultados si se buscan estos dos términos). Lo cierto es que Google nunca ha sido muy claro con el asunto, así que no se sabe muy bien qué términos considera ilegales y cuáles no. En cualquier caso, sigue siendo una lucha inútil, porque es imposible vigilar e interceptar los millones de archivos que se comparten desde todos los países del mundo. Ni siquiera Google puede. Sólo podrá dificultar el proceso o impulsar nuevos métodos de compartición de archivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *