Teléfono móvil y consola a la vez


Las compañías de terminales móviles buscan una y otra vez nuevos diseños, nuevas funcionalidades, nuevos servicios de los que carezcan sus competidores. Esta vez es Sony Ericsson la que está preparando un nuevo teléfono móvil que funcione a la vez como consola de videojuegos. Se trataría de un smartphone en el que también cabría la posibilidad de jugar a la PSP, la consola portátil de PlayStation. En principio, incluiría la última versión del sistema desarrollado por Google para teléfonos móviles, el Android Gingerbread. El dispositivo dispondría de un teclado deslizante con los clásicos controles de una PlayStation y se ofrecerían nuevos juegos en la tienda de Android, la Android Market.

La consomóvil, movilsola o PSMóvil (PSM, quizá) tendría una pantalla táctil y una parte deslizante donde se ubicaría, en vez del teclado QWERTY, los controles de juego analógicos y los botones de la PSP de toda la vida. Algunos expertos apuntan a que el teléfono formaría parte de la serie Xperia, dispondría de una pantalla WVGA de entre 3,7 y 4,1 pulgadas, una cámara de 5 megapíxeles y funcionaría con un procesador Snapdragon a 1 GHz.

Esta alianza entre Sony y Google puede ser una estrategia para competir con la tienda de aplicaciones (que incluye juegos) de Apple, la App Store, una tienda con un catálogo de juegos cada vez mayor que está teniendo un gran éxito en todo el mundo. Habrá que esperar, eso sí, además de al desarrollo definitivo del terminal, al lanzamiento de la nueva versión de Android, que sería la 3.0. Quizá haya también alguna sorpresa en lo que a nuevas funcionalidades para los juegos se refiere, como la posibilidad de juegos en 3D o juegos con realidad aumentada.

Algunas fuentes prevén la salida de este nuevo móvil-consola para el próximo otoño. Sin embargo, otras fuentes vaticinan que no se lanzará al mercado hasta que la nueva versión del sistema operativo de Google esté preparada, lo que podría suponer más tiempo.

Metal Gear Solid: Peace Walker


Se presenta la nueva entrega de una de las sagas que más éxito han tenido entre los aficionados a los videojuegos: Metal Gear Solid. La nueva entrega tiene por subtítulo Peace Walker. Lo ha ideado el creador de la saga, Hideo Kojima. La acción transcurre en el año 1974, poco después de la época donde sucede Metal Gear Solid 3: Snake Eater. El protagonista, Naked Snake, más conocido como Big Boss, se encuentra en plena Guerra Fría.

Se ha creado una Base Madre (Mother Base) en medio del mar para almacenar ítems y albergar personal que se vaya consiguiendo durante el transcurso del juego. Se podrán reclutar a algunos enemigos que se hayan derrotado y llevarlos a la base usando el Fulton Recovery System. Los soldados que se unan a Naked Snake tendrán habilidades únicas. Cuantos más soldados se unan a la misión, más grande se podrá hacer la base y se podrá acceder a nuevas funciones. La Base Madre, además, funcionará como campo de pruebas para Snake, ya que podrá mejorar sus armas o investigar la forma de crear nuevas.

Otra novedad en Metal Gear Solid: Peace Walker son las nuevas armas inteligentes: enormes naves no tripuladas que Snake deberá utilizar para completar su misión. Están incluidas naves de vuelo estacionario, aéreas y vehículos terrestres. Un arma IA (Intelligent Arm) puede hablar e incluso cantar durante el combate utilizando la tecnología Vocaloid, alcanzando un sorprendente nivel de inteligencia y un importante papel en el desarrollo del juego.

La nueva entrega de Metal Gaer Solid se sitúa cronológicamente antes de los capítulos 1, 2 y 4, pero los responsables del diseño del juego aseguran que no es necesario haber jugado ninguno de ellos para entender lo que sucede en Peace Walker. Pero añaden que “quien lo juegue se arriesga a saber cosas que suceden en MGS3“.

Konami, que distribuye el juego, considera que, técnicamente, Peace Walker supone el techo técnico de la consola PlayStation Portable (PSP). Entre sus características más notables, que admite multijugador hasta para cuatro consolas en conexión local y hasta seis online. Gráficamente el juego tiene la calidad que garantiza la presencia en el desarrollo como director artístico de Yoji Shinkawa, responsable de buena parte de la estética de la serie.