Google podría eliminar las contraseñas

logo Google
¿Se han vuelto locos los de Google? ¡Para nada! Simplemente quieren facilitarnos la vida y luchar contra el robo de contraseñas. Por eso estudian la posibilidad de que podamos acceder a sus productos a través del teléfono móvil.

Sería de gran ayuda porque dejaríamos de inventar contraseñas con mayúsculas, minúsculas, números y símbolos extraños. Nos sentiríamos protegidos sin tener que recurrir a combinaciones que solo podemos recordar anotándolas en un bloc de notas físico o virtual.
SEGUIR LEYENDO “Google podría eliminar las contraseñas”

Saber si nos roban el wifi y cómo impedirlo


Según una encuesta, el 99 % de los que tienen un smartphone alguna vez ha buscado puntos wifi gratuitos en la calle. Según otro estudio, uno de cada dos británicos se conecta al wifi de alguien sin su permiso (y uno de cada tres piensa que no hay nada de malo en ello). ¿Alguna vez has sospechado que un vecino está usando tu conexión wifi?

Hay que aclarar que no es lo mismo entrar en un wifi ajeno por una emergencia, para comprobar el correo y, después, desconectarse, que pasar la noche descargando películas. En todo caso, cada cual que se enfrente a la situación como quiera. En el caso de querer evitar que otras personas disfruten de un servicio que sólo pagas tú, ¿qué debes hacer?
SEGUIR LEYENDO “Saber si nos roban el wifi y cómo impedirlo”

Utilizar el nombre de usuario


Un nombre de usuario es un nombre que identifica a alguien en un sistema informático. Por ejemplo, un ordenador puede ser utilizado por diferentes usuarios. Cada uno de ellos se identificará con un nombre diferente que le permitirá abrir una cuenta diferente a la del resto de usuarios. Muchos sitios web permiten al interesado elegir un nombre, de modo que puedan personalizar sus configuraciones o crear una cuenta online a la que sólo ellos tenga acceso.

Tu banco te puede permitir escoger un nombre de usuario para acceder a tu información bancaria. Puede que tengas que elegir un nombre de usuario para poder enviar mensajes a un foro de Internet. Algunos servicios de correo electrónico, como Hotmail, exigen a los usuarios tener un nombre de usuario para acceder a diferentes servicios.

Este término, casi siempre va emparejado con una contraseña. Esta combinación de usuario/contraseña se conoce como un inicio de sesión, y es a menudo necesaria para que los usuarios puedan acceder a sitios web. Por ejemplo, para acceder a tu e-mail a través de la Web, es necesario que introduzcas tu nombre de usuario y tu contraseña.

Una vez que hayas iniciado la sesión, tu nombre de usuario puede aparecer en la pantalla, pero la contraseña se mantiene en secreto. Al mantener tu contraseña de manera privada, nadie podrá acceder a ella. La mayoría de los nombres de usuario pueden contener letras y números, pero no espacios. Recuerda que, normalmente, tu nombre de usuario es el que aparece antes de la arroba @. Todos los días lo utilizamos y todavía hay gente que no sabe exactamente definir lo que es el nombre de usuario. Esperamos haberte ayudado.

Cómo cambiar la contraseña del Messenger o Hotmail


Seguramente ya sabes que es muy importante tener una contraseña segura par que nadie pueda acceder a tu cuenta. Cambiar la contraseña del messenger frecuentemente es una terea muy recomendable para reducir las posibilidades que la descubran. Los pasos para cambiar tu contraseña de Windows Live Messenger o Hotmail son:

– Inicia sesión en el sitio web de Windows Live Hotmail.
– Cuando accedas, pulsa en la barra de acciones: “Opciones” (a la derecha arriba), luego en “Más opciones”.
– En la lista de opciones aparece “Administrar tu cuenta”, pulsa sobre “Ver” y editar la información personal.
– Entonces aparecerá tus datos personales, bajo el titulo “Información de restablecimiento de contraseña” y al lado de Contraseña, haz click en Cambiar.
– Escribe primero tu contraseña antigua, y luego dos veces la nueva contraseña.
– Para finalizar pulsa en Guardar.

Crear una contraseña segura


Antes de empezar, debe quedar claro un tema: la contraseña perfecta no existe. Un buen hacker puede conseguir cualquier contraseña utilizando la “fuerza bruta” de sus herramientas. Pero lo mismo que sucede con los ladrones que intentan robar un coche, si la protección es suficientemente fuerte, el hacker se desanima y abandona antes de conseguir la contraseña.

Los hackers suelen utilizar dos técnicas: recuperación (técnica de un administrador), y la repetición. La recuperación, trata de engañar al sistema informático para que este confíe en que el hacker es el administrador legítimo del sitio. La repetición, necesita de un programa especial que permite al “ladrón” realizar cientos de intentos por minuto, para descifrarla contraseña.

Estos programas recombinan palabras con miles de variables existentes. Utilizan una especie de diccionarios que siempre empiezan con letras simples “a”, “AA”, “aaa”, y luego, eventualmente, se trasladan a palabras completas como “perro”, “perrito”, etc. Estos diccionarios pueden hacer hasta 50 intentos por minuto en algunos casos. El secreto, es tener paciencia y dejar pasar los días hasta que se encuentre la contraseña.

Si quieres buscar una contraseña segura piensa que si la eliges demasiado larga será un poco difícil de recordar. Si la eliges demasiado corta, en cuestión de minutos será averiguada por un buen hacker. Inicia el diseño de la contraseña con una frase significativa, entonces complícala con la adición de números y caracteres especiales. No te olvides de cambiarla cada cierto tiempo, por ejemplo cada 4 semanas y no utilices la misma contraseña para todo.

Las contraseñas más habituales


Todavía no está claro como unas 10.000 contraseñas fueron robadas estos días de atrás, pero el hallazgo ha revelado lo perezosos que somos a la hora de elegir una contraseña. Varias listas de contraseñas de Hotmail, Gmail, Yahoo Mail, y otras cuentas fueron robadas y Microsoft, Google y Yahoo han culpando directamente al “phishing”; emails que se envían a los usuarios con nombres de empresas falsas en las que se solicitan datos personales como contraseñas.

Echemos un vistazo a lo que el análisis de las contraseñas ha revelado. El investigador de seguridad Bogdan Calin hizo un análisis estadístico de las listas de más de 10.000 contraseñas de Windows Live Hotmail y escribió sus conclusiones en el blog de Acunetix. Bogdan ha descubierto que la clave más común es “123456”, utilizada por un 64% de las contraseñas. En segundo lugar quedó “123456789”, utilizado por el 18%. Además, el 42% de las contraseñas utilizan sólo letras minúsculas.

Aunque la tendencia principal es la de ejercer poca seguridad con las contraseñas, otras estadísticas revelan que muchas personas están poniendo mucha más atención en lo que respecta a la seguridad de sus correos. Por ejemplo, el 30% utilizó una combinación de letras mayúsculas y minúsculas junto con diferentes números. El 22% de las contraseñas utilizadas tenían seis caracteres, el 14% utiliza 7 caracteres, el 21% utiliza 8 y únicamente un 12% utiliza 9 caracteres. Sólo una cuenta tenía 30 caracteres de longitud. Aquí tienes la lista de las contraseñas más utilizadas: