Constitute, Google recopila y clasifica las constituciones del mundo


La constitución es la norma básica que rige el funcionamiento democrático de un Estado, fijando los derechos, libertades y obligaciones de los ciudadanos. La historia de las constituciones es, en gran parte, la historia de la democracia. Las primeras constituciones surgen en oposición a los regímenes totalitarios, como la redactada durante la Revolución Francesa, o la primera constitución de la historia, la de Estados Unidos, como oposición al control inglés de las colonias del otro lado del Atlántico.

A partir de ahí, ha habido constituciones parra todo los gustos. Google, en su afán por recopilar todo tipo de datos e información en la red, ha lanzado un proyecto en el que aglutina los datos y textos de todas las constituciones del mundo.

El diseño y la redacción de una nueva constitución desempeña un papel fundamental en aspectos políticos como la unificación de un país o la fijación de las bases para un largo periodo de paz. Hasta ahora, no era fácil acceder y comparar documentos constitucionales pasados o existentes. Algunos textos están guardados como documentos históricos, muy protegidos.

La idea de Google es, a través de un proyecto llamado Comparative Constitutions Project, desarrollar Constitute, un lugar donde se digitalizan y guardan las constituciones de todo el mundo. A partir de ahora, encontrar textos constitucionales será fácil, rápido, accesible y cómodo.

Clasificación por etiquetas


Constitute clasifica, mediante etiquetas, las constituciones por país y año. También se han catalogado unos 350 temas, de modo que la gente puede encontrar y comparar materiales constitucionales. Hay términos generales, como «ciudadanía» o «política exterior», o más concretos, como «sufragio y voto» o «autonomía del poder judicial».

Tomando como ejemplo los aciertos y evitando los errores cometidos en el pasado, en la redacción de las nuevas constituciones o en la modificación de las ya existentes, Constitute puede ser de mucha ayuda para elaborar mejores textos constitucionales. Además, cualquier ciudadano el mundo puede conocer mejor su propia constitución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *