Apple también apuesta por la nube con iCloud


Cada vez parece más claro que el futuro de los ordenadores no estará en nuestras mesas de oficina ni en nuestras casas. Estará en la nube, en bases de datos a las que accederemos desde cualquiera de nuestros dispositivos. Apple también apuesta por este método de guardar y gestionar la información. Y ya se sabe esta compañía es capaz de marcar tendencia en lo que respecta a tecnología.

Apple ha llamado iCloud (el nombre es el esperado) a su plataforma de gestión en la nube. iCloud es capaz de almacenar el contenido del usuario (documentos, archivos de música o de vídeo, fotografías, etcétera) y, además, también es capaz de mantener todos los dispositivos de un usuario sincronizados de forma inalámbrica. Cualquier aplicación, según los responsables de la compañía de la manzana, será capaz de sincronizarse automáticamente con iCloud.

El propio Steve Jobs hizo la presentación del nuevo servicio de su compañía, lo que demuestra la importancia que tiene para la empresa. Jobs afirmó que “el centro de la vida digital estará en la nube”. Se pueden destacar un par de características que marcan una clara diferencia con la política a la que tiene acostumbrados a sus usuarios Apple: la tecnología es tanto para ordenadores Mac como para los PC, y es gratuita. ¿Querrá Apple universalizarse?

Jobs explicó de manera sencilla en qué consiste iCloud. Si un usuario tiene una canción, por ejemplo, en el iPhone, y esa canción se encuentra en la nube, con iCloud estará también disponible en cualquiera de sus dispositivos. Y lo mismo puede decirse del correo, de los contactos, de la agenda, de las fotos. Toda la información (al menos, la electrónica) de una persona, en la nube. La verdad, da un poco de miedo.

iCloud, además del servicio de almacenaje, ofrece copias de seguridad, y cuenta con el respaldo de los tres grandes centros de datos de Apple. Jobs aprovechó el evento en el que presentó el iCloud para alabar la nueva versión del sistema operativo para Mac, el OS X Lion. Apple afirma que es un sistema mucho más intuitivo, inspirado, en cierta forma, en los dispositivos móviles. Incluye, entre otras novedades, gestos multitáctiles, que permiten manejar las aplicaciones de la pantalla con los dedos. Y una nueva innovación: no se podrá comprar físicamente, sólo podrá descargarse desde la tienda digital de Mac a un precio de 23,99 euros. Si no puedes acceder a Internet, para Apple, no eres nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *