Amazon se plantea un servicio de biblioteca virtual

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La era digital ha cambiado la cultura. O, mejor dicho, el modo de distribuirla. La cultura, en realidad, más o menos, sigue siendo la misma. Los internautas tenemos acceso a nuestra música preferida desde muy diversas aplicaciones, más o menos legales, de pago y gratuitas. Lo mismo ocurre con los contenidos audiovisuales. Netflix (que ya ha lanzado su versión para el público hispanohablante) y otros servicios permiten descargar o ver en línea películas y documentales. ¿Y qué ocurre con los libros? ¿Es que no va a llegar la revolución online a los libros? Según el periódico The Wall Street Journal, Amazon se está planteando que quizá ha llegado la hora de un nuevo modo de ofrecer libros a los lectores.

Según el citado medio de comunicación estadounidense, Amazon está pensando ofrecer acceso a una buena parte de su catálogo de libros electrónicos a cambio de una subscripción a un precio moderado. Es decir, la idea de Netflix o de Spotify, pero para libros.

Sería un servicio de alquiler de libros digitales con una tarifa anual. Acceso a libros todo el año. De momento, se está discutiendo la idea, ya que no todos los directivos de la gran tienda online están de acuerdo en llevarla a cabo. Una primera consecuencia puede ser la caída de los precios de los libros, algo que no es seguro que beneficie a la propia Amazon.

Pero cada vez hay más usuarios que demandan libros (y también películas) en formato digital y con una distribución a través de Internet. Así que seguramente se estarían adelantando al futuro del negocio. Tal vez comiencen ofreciendo sólo títulos antiguos. Además, este servicio, al menos al principio, estarían disponibles para los clientes de Amazon Prime, que tienen que pagar por este servicio 79 dólares (unos 57 euros) anuales, con el compromiso de la tienda de llevarles los pedidos en dos días y tener acceso al fondo de películas y series de televisión de la tienda online. También se baraja la posibilidad de limitar la cantidad de libros que los clientes puedan bajar gratuitamente cada mes.

Amazon ya llega a España. Además de libros, películas y música, comercializa su propio lector de libros electrónicos, el Kindl. Así mismo, va a presentar en breve una nueva tableta, competencia del iPad, pero más barata. Funcionará con el sistema operativo Android y estará asociada a una suscripción anual al servicio de alquiler de películas de Amazon. Si además, se ofrecen libros, puede ser el bombón que remate la oferta de contenido cultural online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *