Un nuevo virus ataca a los antiguos Nokia y a los Android

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) ha emitido un nuevo boletín semanal de seguridad en el que informa de las novedades recogidas en los últimos días. En materia de virus destaca la catalogación de Finfish, un troyano para las plataformas móviles Symbian OS (que tenían los antiguos dispositivos Nokia) y Android. El troyano puede robar información del dispositivo al que ataque.

Finfish se descarga e instala en el dispositivo cuando el usuario actualiza una falsa aplicación. Al ejecutarse, abre una puerta trasera en el dispositivo y roba información que envía a un servidor malicioso remoto. Entre los datos que roba se encuentran mensajes SMS y MMS, el registro de llamadas, mensajes de correo electrónico, fotografías o la lista de contactos.

La aplicación, por otra parte, puede pasar desapercibida para el propietario del teléfono, ya que se queda residente ejecutándose en segundo plano sin que el usuario se entere, recopilando y enviando la información robada de forma periódica.

Éste es virus más peligroso de la última alerta de Inteco, pero no el único. Hay otros doce virus documentados en la última semana, además de 78 vulnerabilidades.

Otro asunto importante que comenta la alerta de Inteco es el cifrado de las comunicaciones que se realizan a través de la aplicación WhatsApp. La aplicación de mensajería instantánea, en el sistema operativo del iPhone, ha empezado a aplicar en sus servidores, desde principios de mes, el cifrado de los datos que se transmiten, convirtiéndose en la primera plataforma móvil que aplica esta medida de seguridad. Los usuarios del iPhone están más seguros en este sentido.

Como es habitual, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) aconseja seguir teniendo en cuenta una serie de consejos de seguridad mínimos, como no enviar números de cuenta, contraseñas y desconfiar de archivos sospechosos que provengan de fuentes desconocidas. Usar el sentido común, en una palabra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *