Sistema antigolpes de Amazon para Kindle y otros dispositivos


A unas semanas de la gran avalancha de compras navideñas, este año los lectores de libros electrónicos pueden convertirse en el gran éxito de ventas de productos tecnológicos. Los precios bajan por la competencia feroz de las distintas marcas. Hay que ofrecer algo nuevo, algo diferente al resto de marcas.

Amazon, que vende el exitoso Kindle, cree que lo que necesitan los usuarios de un lector de libros electrónicos es una protección extra. Por ello, ha patentado un nuevo sistema anti-golpes. Es una especie de airbag diseñado para proteger dispositivos portátiles (no sólo el Kindle) cuando, por un descuido, se golpean contra una superficie.

Incluso cuando el impacto sea grande, un sistema de protección se activará de modo que el daño se minimizará o, incluso, se evitará por completo. Los diferentes modelos de Kindle han tenido bastante competencia en los últimos tiempos, pero, cuando este sistema se incorpore al dispositivo, las otras marcas tendrán que ponerse las pilas si quieren estar a la altura.

Hasta ahora, para los usuarios más torpes o despistados, existía la posibilidad de comprar una funda que envolvía el lector de ebooks. Pero lo cierto es que, en los grandes accidentes, no servía de mucho. La posibilidad de que el dispositivo se caiga al suelo y no sufra por ello el más mínimo daño es bastante atractiva de cara al público.

Mejor que una garantía de dos años

El sistema funciona cuando el dispositivo electrónico sufre un choque que supere un cierto umbral previamente establecido. En ese momento, siguiendo una idea similar a la de un airbag, el sistema se activa para que la colisión se reduzca lo máximo posible.

El sistema es capaz, incluso, de cambiar la posición de caída del dispositivo (¡un sistema que evita la Ley de Murphy!) para que se golpee de la forma menos dañina. Amazon ha conseguido registrar la idea en la oficina de patentes de Estados Unidos. El sistema se compone de cámaras, acelerómetros y giroscopios para detectar el movimiento del dispositivo en peligro, que puede ser una tableta, un móvil o un lector de libros electrónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *