Si juegas online, cuidado con los ciberdelincuentes


Internet permite jugar con personas de todo el mundo interminables partidas. Desde las videoconsolas o desde el ordenador, horas de diversión al alcance de cualquiera. Pero, cuidado, los ciberdelincuentes saben que los jugones bajan la guardia cuando están disfrutando de su juego favorito.

Los delincuentes especializados en hacer sus fechorías en internet han creado técnicas específicas para estafar a las personas que juegan en línea. Hay diversos métodos: entre otros, phishing o robo de datos personales o cuentas de usuario.

Hay que desconfiar de las ofertas en las que se ofrecen complementos para juegos, mejoras de rendimiento o trucos para saltar fases en los juegos (por otra parte, ¿la diversión no está en conseguirlo por uno mismo?). Los ciberdelincuentes se han dado cuenta de que los jugones son presas fáciles.

Una de las técnicas más dañinas es el uso de keyloggers que analizan las pulsaciones del teclado, de modo que los delincuentes pueden conocer todas las contraseñas del usuario. Existe un troyano, llamado Trojan.PWS.OnLineGames.NVI, que entra en el ordenador del incauto usuario y roba las cuentas que se almacenan en los navegadores.

Robar contraseñas para llegar al final del juego

En algunos casos, los menos, no se busca dinero. Lo que interesa es acceder a una cuenta de un jugador avanzado para entrar directamente en niveles avanzados del juego.


Si eres un jugón, te aconsejamos seguir estas recomendaciones para aumentar la seguridad de tu dispositivo y tus cuentas de usuario:

  • Instalar un antivirus. Mejor con cortafuegos. Algunos usuarios detienen su funcionamiento porque ralentiza el juego. Más vale que reflexiones sobre qué es más importante.
  • Actualizar los programas. Por supuesto, el sistema operativo y el navegador, pero también el resto de programas. Hay que tener un cuidado especial con Java, puerta de entrada de muchos virus.
  • Usar contraseñas fuertes para jugar en línea. Debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y también caracteres especiales (una arroba, un paréntesis, un asterisco…).
  • No revelar información personal. Es preferible usar un nombre falso o un apodo.
  • Comprar sólo en las web oficiales. Sobre todo, cuidado con los complementos no oficiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *