Qué hacer ante un ciberataque

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

ciberataque
Internet ha abierto sin duda alguna todo un mundo de posibilidades para comunicarse y obtener información. Sin embargo, también entraña riesgos y peligros como los ciberataques, que cada día son más fáciles de hacer e, incluso, a gran escala. Pese a ello, el usuario puede adoptar una serie de consejos para intentar que este ataque en la red no genere grandes problemas.

Los consejos

Lo primero que hay que hacer ante un ciberataque es tener un plan de respuesta, que es conveniente fijarlo de antemano. En el caso de que no sea así, lo mejor es empezar a trabajar cuanto antes para que el problema no llegue a mayores y la respuesta pueda ser mucho más ágil.

Entre los conceptos que se deben incluir en este plan se encuentran las personas que tienen que actuar y cómo hacerlo sobre todo en el supuesto de que el ciberataque suceda en una empresa o bien en ordenadores que sean utilizados por más de un usuario. También es vital definir las tecnologías que se van a precisar para frenar ese ciberataque y comprobar qué información se ha visto afectada.

La puesta en marcha del plan debe pasar inicialmente por frenar ese ataque si todavía se está produciendo para que no afecte a más sistemas o dispositivos. A continuación hay que limpiar los sistemas y terminales afectados y determinar dónde se ha establecido la brecha de datos y las medidas de seguridad que había establecidas y no funcionaron para tratar de recuperar toda la información e introducir medidas más efectivas frente a los ciberataques, según recomiendan desde Panda Security.

ciberataque
Y, por supuesto, no hay que olvidarse de contactar con proveedores habituales de TI y seguridad para que puedan ayudar y comunicarles lo que ha sucedido, aparte de notificarlo a las autoridades y fuerzas de seguridad nacionales.

En el caso de que el ciberataque se haya producido en una compañía, también hay que tener en cuenta la transparencia y la comunicación tanto con empleados como clientes y socios porque el silencio puede tener efectos negativos y generar desconfianza. Además, en función de cómo haya sido el ataque, puede ser necesario que igualmente precisen tomar medidas.

En algunas situaciones puede ser de gran ayuda establecer un call center para dar información e indicar los pasos que se tienen que seguir a los clientes o proveedores afectados, aparte de monitorizar las redes sociales con el fin de tener un análisis de las posibles repercusiones del ciberataque a la imagen de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *