Las claves para evitar un virus en San Valentín

virus San Valentin
La fecha de San Valentín es una de las que más se aprovechan para difundir virus y programas de malware. Los e-mails o mensajes de felicitación, anuncios publicitarios con ofertas exclusivas para enamorados… son algunas de las vías más habituales para infectar el ordenador. Con unos consejos es posible evitar caer en la trampa.

Las claves

En primer lugar y, como siempre es recomendable a la hora de hablar de seguridad en los ordenadores, lo primero que hay que hacer es tener un buen antivirus instalado en el equipo, en función de las necesidades de cada uno, y por supuesto tenerlo actualizado.

Otra de las claves está en no abrir correos o mensajes que se reciban vía e-mail o bien a través de redes sociales siempre que procedan de fuentes desconocidas.

Además, tampoco es aconsejable abrir ningún link que llegue a través de esos mensajes. Es mejor teclear la URL en el navegador con independencia de que se haya recibido a través del correo electrónico o de redes sociales como Facebook o Twitter. Igualmente, es un proceso que hay que seguir para todos aquellos que se reciben a través de plataformas de mensajería instantánea, según explican desde Panda Security.

virus san valentin
No obstante, si se ha hecho link, lo mejor es cerciorarse de si la página es o no conocida. En caso de que no lo sea, hay que cerrar el navegador y pasar el antivirus por todo el equipo.

Tampoco es conveniente ejecutar los archivos que procedan de fuentes desconocidas por más que sean fotos románticas o contengan algún motivo relacionado con esta fecha o con el amor. En el supuesto de que la página web o el link que se haya abierto pidan hacer una descarga, se debe desconfiar y no aceptar. Y, si por error has efectuado esa descarga e instalas cualquier archivo ejecutable y comienzan a aparecer mensajes, seguramente estás ante un caso de malware y tienes que ponerle solución a través del antivirus rápidamente.

Finalmente, en las compras online, siempre es mejor hacer la operación desde la página original y sin utilizar links o enlaces que te hayan llegado. Igualmente, se tiene que comprobar siempre el origen de la página y que sea segura para lo que hay que fijarse en el certificado de seguridad, que suele aparecer representado con un pequeño candado amarillo junto a la barra del navegador o en la esquina inferior derecha. Y, para hacer las transacciones, mejor evitar utilizar ordenadores compartidos porque pueden no ser seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *