La piratería aumenta en todo el mundo


La organización Business Software Alliance (BSA) ha realizado un análisis de la piratería de ámbito mundial y los datos reflejan que ésta ha aumentado en todo el mundo. En el caso de España, el valor de mercado del software ilegal se calcula en 834 millones de euros, esto es, un 43% del total de programas instalados. En los dos años anteriores, el porcentaje de la piratería se calculó en 42%, por lo que ha aumentado un punto.

En Europa, de media, el porcentaje de software ilegal instalado es del 35%. Cómo no, cuando se buscan las razones de por qué ocurre esto se culpa a la crisis. Pero también en los países emergentes que crecen económicamente, así como en las naciones menos desarrolladas se ha producido un aumento de la piratería, así que la citada razón pierde su fuerza.

Creo que sería interesante analizar por qué muchas personas prefieren piratear aplicaciones y sistemas operativos cuando existen en el mercado, al menos para los usuarios medios, software libre, gratuito y accesible a todos y que, además, en la mayoría de los casos, funciona mejor que el software propietario. La desinformación en este asunto es enorme. Sólo unos pocos profesionales como los diseñadores gráficos y los editores de vídeo necesitan realmente software propietario para realizar su trabajo.

El informe también señala los países en los que más se piratea. Con un índice de piratería mayor o igual al 90% se encuentran Georgia (93%), Zimbabwe (91%) y Bangladesh, Moldavia y Yemen (90%). Por contra, los países menos “piratas” son Estados Unidos, Japón y Luxemburgo (20%).

En el caso de España, muchos desempleados denuncian a sus ex empresas por utilizar software ilegal. En concreto, fueron un 70% de las denuncias recibidas por la organización BSA las que provenían de estas fuentes. En 2009, este tipo de denuncias llegaron al 60% del total. Esto sí parece culpa de la crisis.

En el caso de las empresas, especialmente en las pymes, apostar por software legal, sea propietario o libre, es invertir en seguridad informática, productividad, eficacia y competitividad, y dejar a un lado los riesgos legales, económicos y de imagen que comporta piratear programas informáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *