La historia de las memorias DDR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Comencemos por el principio. Con el fin de garantizar la compatibilidad entre los módulos de memoria y los ordenadores personales, el grupo llamado JEDEC (Joint Electron Device Engineering Council) estableció unas normas básicas. Esta asociación se centra en todas las áreas de la industria electrónica de los Estados Unidos. Con la evolución de los ordenadores a través de su paso por el tiempo, una gran variedad de estándares de memoria han sido aprobados por el grupo JEDEC. Estos son módulos de memoria RAM.

Con la memoria DDR2 se llegóa aunos límites superiores pero que limitaban el trabajo, por lo que JEDEC consideró que era el momento de crear una nueva memoria que fuera capaz de mantener el ritmo de los nuevos procesadores creados por diferentes compañías. DDR2 es la sucesora de la memoria estándar DDR. Esta, siempre se ha caracterizado por tener el doble de velocidad del anterior modelo.

Pero al igual que ocurrió con la DDR, la DDR2 tenía una serie de límites que obligaron a JEDEC a establecer las bases de una nueva memoria que se denominó DDR3. Físicamente, los módulos de memoria DDR3 no son muy diferentes a sus predecesores. La única diferencia notable real está en una serie de muescas que hay en el módulo.

El objetivo principal para el estándar de memoria DDR3 es aumentar la velocidad de la memoria y el ancho de banda. Los módulos de memoria DDR original se movía entre velocidades de 200 y 400MHz. Posteriormente su sucesora lo hacía entre 400 y 800MHz. La DDR3 duplica la velocidad llegando a los 800 MHz y 1.6GHz.

Memorias,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *