Google Street View se pasea por los océanos


Google sigue sacándole partido a su herramienta Street View, que tal vez debería llamarse de otra forma porque hace tiempo que sobrepasa el límite de las calles. La última actualización nos permitirá ver las profundidades de los océanos. Cómodamente, desde el sofá del salón de casa en la televisión, desde el ordenador de escritorio o desde una tableta, podemos descubrir los secretos que esconde el mar.

La nueva funcionalidad se llama Oceans (océanos) y muestra imágenes de 360 grados de los arrecifes de coral del planeta. Cada vez es más difícil escapar de los objetivos de las cámaras de Google. Ya ni siquiera en el fondo del mar. Google quiere cubrir cada rincón de la Tierra.

Es una continuación de la apuesta de la empresa por los lugares del planeta que ofrecen una espectacular naturaleza en estado salvaje, siguiendo la idea que comenzó con lugares míticos tierra adentro, como el Monte Fuji, el Amazonas o el Gran Cañón del Colorado.

En Street View Océanos se recogen imágenes y datos de los océanos del mundo. También de las especies que habitan sus ecosistemas, en especial, los arrecifes de coral, zonas en claro retroceso debido al cambio climático y a la acidificación de los océanos, entre otras causas. De hecho, uno de los objetivos que pretende conseguir Google con este proyecto es concienciar al mundo de la importancia de conservar los océanos en buen estado. La sobrepesca, la contaminación y el calentamiento global están dañando gravemente los ecosistemas marinos.

Un llamamiento ecológico


Las imágenes se han tomado con las cámaras de Street View, que han captado las imágenes de los arrecifes marinos tomando fotografías de 360 grados. En Google Street Océanos se pueden ver imágenes de la Gran Barrera de Coral de la isla Herond, Australia, o el cráter Molokini en la isla de Maui, Hawai, Estados Unidos.

Además, Google Street View Océanos usa una tecnología de reconocimiento facial para catalogar a los animales y a las formaciones de coral que se ven en las imágenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *